MODELO DE COMENTARIO CORREGIDO PARA PROYECTO INTEGRADO.

MODELO 1

 

Seres humanos

 

Se debate acerca de si nos habríamos metido en la que estamos de haber mandado las mujeres. O más mujeres.

 Dejado claro que hacen falta más mujeres en los puestos altos de la política y en la dirección de las empresas, resulta dudoso que la feminidad suponga en sí misma un plus favorable. Como si por el simple hecho de ser mujer ya se poseyeran, de nacimiento, las cualidades necesarias para no conducir los asuntos al abismo:  sensatez, capacidad de diálogo, sensibilidad hacia los demás, incapacidad para la especulación… Bueno, eso me parece francamente discriminatorio. Sería como decir que los negros bailan mejor porque están más dotados para el ritmo, o que los árabes pueden fabricar perfumes más interesantes porque tienen las fosas nasales más anchas, o que ser gay garantiza un olfato impecable para la decoración de interiores. Un disparate.

Sí es cierto que necesitamos otro tipo de personas, de cualquier sexo. Personas con valores distintos, cuyo sentido de la responsabilidad en el mando sea más importante que su tendencia a someterse a la falocracia del poder —en el sentido de mira qué grande que lo tengo, qué grande que soy, qué rico me he hecho—, hasta ahora tan en boga.

Hombres y mujeres con principios. Que no contemplen el capital que se les ha dado para administrar, o el territorio político para el que deben trabajar, como un simple medio de autopromoción y de rapiña.

Conozco a unas cuantas mujeres que se consideran feministas y que no le harían ascos a una estafa de la pirámide como la de Madoff. También conozco a otras que llegaron por sus propios méritos a los aledaños del poder. Una vez allí, al aspirar la viciada atmósfera de las cumbres, vomitaron y se fueron a casa.

Hombres de esta clase también conozco. Aunque menos.

 

Maruja TORRES: El País, 26 de marzo de 2009

1. Señale y explique la organización de las ideas contenidas en el texto (puntuación máxima: 1.5 puntos).

El texto presenta un cierto esquema circular ya que comienza y termina defendiendo la misma idea: la necesidad de un mayor porcentaje de mujeres con responsabilidad en el gobierno del país.

Esta tesis, ya expuesta en el mismo inicio (Dejado claro que hacen falta más mujeres en los puestos altos de la política y en la dirección de las empresas…), se ve matizada, no obstante, a lo largo del artículo del siguiente modo:

– Un argumento de tipo social por el que se afirma que no es la simple femineidad la que conlleva una mayor capacidad para el gobierno o dirección y se defiende que cualquier ser humano capaz y honrado –sea hombre o mujer– puede desarrollar tales tareas.

– Un segundo argumento de tipo experiencia personal, por el que se respalda que, estadísticamente, la mujer es menos propicia a la corrupción.

En consecuencia, la defensa de la mujer en los órganos de gobierno está avalada por la ideología feminista de la autora y, sobre todo, por su experiencia personal no en cuanto a capacidad, sino en cuanto a mentalidad y lealtad a los valores morales que habrían de ser los propios en este tipo de cargos.

2. a) Indique el tema del texto (puntuación máxima: 0.5 puntos).

El texto plantea la posibilidad / necesidad de un mayor porcentaje de mujeres en los órganos directivos de un país, incluidos puestos políticos y de empresas.

b) Resuma el texto (puntuación máxima: 1 punto).

La autora del texto reivindica la presencia de hombres y mujeres con principios, que no contemplen el capital que se les ha dado para administrar o el territorio político para el que deben trabajar, como un simple medio de autopromoción y de rapiña.

A partir de este principio general, parece inclinarse hacia una mayor presencia del porcentaje femenino en los órganos de gobierno por el simple hecho de que parece que son menos corruptibles que los hombres.

3. Realice un comentario crítico de las ideas contenidas en el texto (puntuación máxima: 3 puntos).

La idea que subyace en todo el artículo se halla relacionada con los famosos “cupos” que los partidos políticos –y, en general, todo el complejo social– otorga a los diversos grupos sociales en cuanto a su acceso al gobierno o el mando.

Los partidos políticos, por ejemplo, y eso lo vemos más ahora que se aproximan las elecciones,  seleccionan a sus candidatos considerando a sectores tradicionalmente poco presentes en los altos cargos: mujeres, sobre todo, y –cada vez de forma más evidente– discapacitados, inmigrantes o personas de razas poco o nada consideradas en el pasado y últimamente deportistas de élite y famosos.

Algunos ejemplos pueden citarse en cuanto a la capacidad de las mismas: Margaret Thatcher, hace años al frente del gobierno inglés,  Angela Merkel, actualmente al frente del alemán, Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos o, ya en nuestro país, la labor de Esperanza Aguirre en la Comunidad Autónoma de Madrid. La autora, hábilmente, no relaciona su capacidad con su condición, en este caso, de mujeres (de hecho, afirma que lo que más necesitamos es “otro tipo de personas, de cualquier sexo. Personas con valores distintos…”), pero sí es cierto que parece inclinarse hacia la defensa de estas por lo que estima un mayor porcentaje de individuos capaces de afrontar honradamente los peligros inherentes al poder, es decir, la corrupción o la inmoralidad.

Un comentario personal habría de abordar este debate, pues, no simplemente desde la defensa del feminismo o la crítica del machismo, sino relacionando la capacidad de mando con la fortaleza interior y la defensa de los valores morales que necesita todo gobernante.

(Recogido de cuaderno de recursos para PAU. Algaida.)

Anuncios

Poema de amor de Pablo Neruda.

La canción desesperada.

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado!

Sobre mi corazón llueven frías corolas.
Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos!

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.

Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue naufragio!

Era la alegre hora del asalto y el beso.
La hora del estupor que ardía como un faro.

Ansiedad de piloto, furia de buzo ciego,
turbia embriaguez de amor, todo en ti fue naufragio!

En la infancia de niebla mi alma alada y herida.
Descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Te ceñiste al dolor, te agarraste al deseo.
Te tumbó la tristeza, todo en ti fue naufragio!

Hice retroceder la muralla de sombra,
anduve más allá del deseo y del acto.

Oh carne, carne mía, mujer que amé y perdí,
a ti en esta hora húmeda, evoco y hago canto.

Como un vaso albergaste la infinita ternura,
y el infinito olvido te trizó como a un vaso.

Era la negra, negra soledad de las islas,
y allí, mujer de amor, me acogieron tus brazos.

Era la sed y el hambre, y tú fuiste la fruta.
Era el duelo y las ruinas, y tú fuiste el milagro.

Ah mujer, no sé cómo pudiste contenerme
en la tierra de tu alma, y en la cruz de tus brazos!

Mi deseo de ti fue el más terrible y corto,
el más revuelto y ebrio, el más tirante y ávido.

Cementerio de besos, aún hay fuego en tus tumbas,
aún los racimos arden picoteados de pájaros.

Oh la boca mordida, oh los besados miembros,
oh los hambrientos dientes, oh los cuerpos trenzados.

Oh la cópula loca de esperanza y esfuerzo
en que nos anudamos y nos desesperamos.

Y la ternura, leve como el agua y la harina.
Y la palabra apenas comenzada en los labios.

Ese fue mi destino y en él viajó mi anhelo,
y en él cayó mi anhelo, todo en ti fue naufragio!

Oh, sentina de escombros, en ti todo caía,
qué dolor no exprimiste, qué olas no te ahogaron!

De tumbo en tumbo aún llameaste y cantaste.
De pie como un marino en la proa de un barco.

Aún floreciste en cantos, aún rompiste en corrientes.
Oh sentina de escombros, pozo abierto y amargo.

Pálido buzo ciego, desventurado hondero,
descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Es la hora de partir, la dura y fría hora
que la noche sujeta a todo horario.

El cinturón ruidoso del mar ciñe la costa.
Surgen frías estrellas, emigran negros pájaros.

Abandonado como los muelles en el alba.
Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.

Ah más allá de todo. Ah más allá de todo. http://es.wikipedia.org/wiki/Veinte_poemas_de_amor_y_una_canci%C3%B3n_desesperada      esta es la obra a la que me quiero remitir y si quiero entrar en esta página pincho en el enlace.

RELACION DE LECTURAS DE SELECTIVIDAD LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA 2011-12

LECTURAS DE SELECTIVIDAD 21 octubre, 2011

.

Aquí tenéis los textos completos ( en PDF ) de las obras que hay que leer este curso para afrontar con éxito la prueba de SELECTIVIDAD.

.

NOVELAS:

SAN MANUEL BUENO, MARTIR – M. UNAMUNO

LOS GIRASOLES CIEGOS – ALBERTO MÉNDEZ

UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR – L. SEPÚLVEDA

.

TEATRO:

LUCES DE BOHEMIA – R. VALLE INCLÁN

BODAS DE SANGRE – F. GARCÍA LORCA

HISTORIA DE UNA ESCALERA – A. BUERO VALLEJO

.

POESÍA:

ANTOLOGÍA  POÉTICA  JUAN  RAMÓN  JIMÉNEZ

ANTOLOGÍA  POÉTICA  A.  MACHADO   ( breve )

ANTOLOGÍA POÉTICA  –  A.  MACHADO   ( amplia )

ANTOLOGÍA  POÉTICA  GENERACIÓN  27   ( todos poetas )

ANTOLOGÍA POÉTICA – GENERACIÓN 27  ( poetas andaluces )

oraciones subordinadas 2º bachillerato.

Completa el análisis de las siguientes oraciones compuestas:

  1. Me pidió que le diera el regalo que le había comprado.
  1. Los que dicen la verdad son los amigos  que más te quieren.
  1. Pregúntale si ha vuelto su prima, la que vive en Francia.
  1. Tu amiga, la que tiene pecas, me dijo que yo le gustaba.
  1. El hombre que me estaba mirando me preguntó si yo era la hija del vigilante cuyo coche estaba  aparcado en la acera. Aunque le dije la verdad no me creyó.
  1. Me marché porque estaba cansada y quería irme a dormir sin tardanza. Cuando sonó el despertador me levanté para ir a la oficina muy descansada.
  1. Aunque me explicaste bien lo que no entendía no solucioné dos problemas y suspendí el examen.
  1. Si  ya has terminado el trabajo, entrégaselo a esa señora que está esperando y le dices que su precio es cien euros.
  1. Antes de que vengas, yo me habré ido, porque no puedo esperar más.

10. Aunque tenía mucho miedo, fui allí para dar la car, porque ésa era la mejor solución.

11. Pedro dijo la verdad a quienes le preguntaron si había visto al asesino.

12. Si vienes aquí te daré lo que he encontrado, pero no conseguirás nada más.

13. Un primo de María, la que vive en el sexto, me regaló estas entradas para que vayamos al concierto.

14. Pon lo que necesites aquí. Te haré un hueco en el armario que hay junto a la puerta.

15. La secretaria me dio la instancia para matricularme en el curso que quería.

FRANCISCO DE QUEVEDO.

Biografía de Quevedo
WEBMASTER: Jesús Herrera Peña

quevedo3.gif (18369 bytes)


BIOGRAFÍA

Francisco Gómez de Quevedo y Villegas, hijo de Pedro Gómez de Quevedo y Villegas y de María Santibáñez, nació en Madrid el 17 de septiembre de 1580 en el seno de una familia de la aristocracia cortesana. Escritor español, que cultivó con abundancia tanto la prosa como la poesía y que es una de las figuras más complejas e importantes del Siglo de Oro español.

En Madrid cursó sus primeros estudios en el Colegio Imperial de los jesuitas; —hoy Instituto de San Isidro— y después en la prestigiosa universidad de Alcalá de Henares; después cursó estudios de teología en la Universidad de Valladolid (1601-1606), ciudad que por aquellos años era la capital de España.

Hombre de acción envuelto en las intrigas más importantes de su tiempo, era docto en teología y conocedor de las lenguas hebrea, griega, latina y modernas. Destacaba por su gran cultura y por la acidez de sus críticas; acérrimo enemigo personal y literario del culterano Luis de Góngora, el otro gran poeta barroco español.

El año 1606 vuelve a su Madrid natal en busca de éxito y fortuna a través del duque de Osuna que se convierte en su protector; también entabla un pleito por la posesión del título nobiliario del señorío de La Torre de Juan Abad, —pequeña villa dependiente del municipio de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) al sur de La Mancha—. Se traslada a Italia en el año 1613, llamado por el duque de Osuna, entonces virrey de los reinos de Nápoles y Sicilia, el cual le encarga importantes y arriesgadas misiones diplomáticas con el fin de defender el virreinato que empezaba a tambalearse; entre éstas intrigó contra Venecia y tomó parte en una conjura. El duque de Osuna cayó en desgracia en 1620 y Quevedo fue arrastrado en la caída y desterrado a sus posesiones de La Torre de Juan Abad, después, sufrió presidio en el monasterio de Uclés (Cuenca) y arresto domiciliario en Madrid. Por defender con virulencia la propuesta que el Apóstol Santiago fuese elegido el patrón de España, en pugna con los carmelitas que proponían a Santa Teresa, se vuelve a ver Quevedo castigado al destierro de nuevo en La Torre de Juan Abad. Esta etapa azarosa y desgraciada marcó todavía más su carácter agriado y además entró en una crisis religiosa y espiritual, pero desarrolló una gran actividad literaria. Con el advenimiento del reinado de Felipe IV cambia algo su suerte; el rey le levanta el destierro pero el pesimismo ya se había apoderado de él.

Su matrimonio con la viuda Esperanza de Mendoza (1634) tampoco le proporcionó ninguna felicidad al gran misógino y se separó de ella a los pocos meses.

De nuevo se siente tentado por la política, pues ve el desmoronamiento que se está cerniendo sobre España y desconfía del conde-duque de Olivares, valido del rey, contra quien escribió algunas diatribas amargas. Más tarde, por un asunto oscuro que habla de una conspiración, es acusado de desafecto al gobierno, y es detenido en 1639 y encarcelado en el monasterio de San Marcos (León), —hoy convertido en parador turístico de lujo— prisión tan miserable y húmeda, que provoca grandemente la merma de su salud.

Cuando es liberado, en 1643, es un hombre acabado y se retira a sus posesiones de La Torre de Juan Abad para después instalarse en Villanueva de los Infantes donde el 8 de septiembre de 1645 murió.

* * *

Como personaje perteneciente a la nobleza del siglo XVII, Quevedo ostentó los títulos de Caballero de la Orden de Santiago y Señor de la Torre de Juan Abad.

Su obra literaria es inmensa y contradictoria. Hombre muy culto, amargado, agudo, cortesano, escribió las páginas burlescas y satíricas más brillantes y populares de la literatura española, pero también una obra lírica de gran altura y unos textos morales y políticos de gran profundidad intelectual, que le hace ser el principal representante del barroco español. Su obra está entroncada con su forma de vida: desenvuelta y alegre en las sátiras de su juventud —letrillas burlescas y satíricas como “Poderoso caballero es don Dinero”— es el Quevedo más conocido y popular. Criticó con mordacidad atroz los vicios y debilidades de la humanidad, y zahirió de una manera cruel a sus enemigos, como en el conocido soneto, paradigma conceptista: “Érase un hombre a una nariz pegado…”.

En su poesía amorosa, de corte petrarquista en la que lo que cuenta es la hondura del sentimiento, Quevedo vio una posibilidad de explorar el amor como lo que da sentido a la vida y al mundo, ejemplo de ello es el soneto “Cerrar podrá mis ojos la postrera…” que es uno de los sonetos más bellos de las letras españolas, en el cual la muerte no vence al amor que permanecerá en el amante como queda evidente en el último terceto. Es un poeta genial, cuya permanente actualidad, maravillosa capacidad creadora del idioma castellano, honradez moral y elevada lírica, le dan un lugar preeminente en la poesía española.

De su prolífica obra en verso, se conservan casi 900 poemas. De su prosa cabe señalar: “La vida del Buscón llamado don Pablos”; “Política de Dios y gobierno de Cristo”; “Vida de Marco Bruto”; “Los sueños” y “Los nombres de Cristo”.

Entre sus poesías hay un sinnúmero de sonetos endecasílabos, pero también abunda el romance octosílabo y la redondilla. La poesía titulada “Epístola satírica y censoria…” es un alarde magistral de tercetos endecasílabos encadenados. Disfrutemos con esta esmerada antología de su inmensa obra poética.

Letrillas Satíricas de Quevedo

LETRILLAS SATÍRICAS

[ I ]

Poderoso caballero
es don Dinero.

Madre, yo al oro me humillo:
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado,
de continuo anda amarillo;
que pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero etc. etc.

Nace en las Indias honrado,
donde el mundo le acompaña,
viene a morir en España
y es en Génova enterrado;
y, pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero etc. etc.

Es galán, y es como un oro;
tiene quebrado el color;
persona de gran valor,
tan cristiano como moro;
pues que da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,
poderoso caballero etc. etc.

Son sus padres principales,
y es de nobles descendiente,
porque en las venas de Oriente
todas las sangres son reales;
y, pues es quien hace iguales
al duque y al ganadero,
poderoso caballero etc. etc.

Mas ¿ a quién no maravilla
ver en su gloria sin tasa,
que es lo menos de su casa
doña Blanca de Castilla?
Pero, pues da al bajo silla
y al cobarde hace guerrero,
poderoso caballero etc. etc.

Sus escudos de armas nobles
son siempre tan principales,
que sin sus escudos reales
no hay escudos de armas dobles;
y, pues a los mismos robles
da codicia su minero,
poderoso caballero etc. etc.

Por importar en los tratos
y dar tan buenos consejos
en las casas de los viejos
gatos le guardan de gatos;
y, pues él rompe recatos
y ablanda al juez más severo,
poderoso caballero etc. etc.

Y es tanta su majestad,
(aunque son sus duelos hartos),
que con haberle hecho cuartos,
no pierde su autoridad;
pero, pues da calidad
al noble y al pordiosero,
poderoso caballero etc. etc.

Nunca vi damas ingratas
a su gusto y afición,
que a las caras de un doblón
hacen sus caras baratas;
y, pues hace las bravatas
desde una bolsa de cuero,
poderoso caballero etc. etc.

Más valen en cualquier tierra
-¡mirad si es harto sagaz!-
sus escudos en la paz,
que rodelas en la guerra;
y, pues al pobre le entierra
y hace propio al forastero,
poderoso caballero etc. etc.

[ II ]

Sabed, vecinas,
que mujeres y gallinas
todas ponemos,
unas cuernos y otras huevos.

Vienensé a diferenciar
la gallina y la mujer,
en que ellas saben poner,
nosotras sólo quitar;
y en lo que es cacarear,
el mismo tono tenemos.
Todas ponemos, etc… …

Doscientas gallinas hallo
yo con un gallo contentas;
mas si nuestros gallos cuentas,
mil que den son nuestro gallo;
y cuando llegan al fallo,
en cuclillos los volvemos.
Todas ponemos, etc… …

En gallinas regaladas
tener pepita es gran daño,
y en las mujeres de ogaño
lo es el ser despepitadas;
las viejas son emplumadas,
por darnos con que volemos.
Todas ponemos, etc… …

[ III ]

Solamente un dar me agrada,
que es el dar en no dar nada.

Si la prosa que gasté
contigo, niña, lloré,
y aun hasta ahora la lloro,
¿qué haré la plata y el oro?
Ya no he de dar, si no fuere
al diablo, a quien me pidiere;
que tras la burla pasada,
solamente un dar me agrada, etc… …

Yo sé que si de esta tierra
llevara el rey a la guerra
la niña que yo nombrara,
que a toda Holanda tomara,
por saber tomar mejor
que el ejército mayor
de gente más doctrinada
solamente un dar me agrada, etc… …

Sólo apacibles respuestas,
y nuevas de algunas fiestas
le daré a la más altiva;
que do diez reales arriba
ya en todo mi juicio pienso
que se pueden dar a censo,
mejor que a paje o criada.
solamente un dar me agrada, etc… …

Sola me dio una mujer,
y ésa me dio en que entender;
yo entendí que convenía
no dar en la platería,
y aunque en ella a muchas vi,
sólo palabra las di,
de no dar plata labrada.
solamente un dar me agrada, etc… …

[ IV ]

Pues amarga la verdad,
quiero echarla de la boca;
y si al alma su hiel toca,
esconderla es necedad.
Sépase, pues libertad
ha engendrado en mí pereza
la pobreza.

¿Quién hace al ciego galán
y prudente al sin consejo?
¿Quién al avariento viejo
le sirve de río Jordán?
¿Quién hace de piedras pan,
sin ser el Dios verdadero?
El dinero.

¿Quién con su fiereza espanta,
el cetro y corona al rey?
¿Quién careciendo de ley
merece nombre de santa?
¿ Quién con la humildad levanta
a los cielos la cabeza?
La pobreza.

¿Quién los jueces con pasión,
sin ser ungüento, hace humanos,
pues untándolos las manos
los ablanda el corazón?
¿Quién gasta su opilación
con oro, y no con acero.
El dinero.

¿Quién procura que se aleje
del suelo la gloria vana?
¿Quién siendo tan cristiana,
tiene la cara de hereje?
¿Quién hace que al hombre aqueje
el desprecio y la tristeza?
La pobreza.

¿Quién la montaña derriba
al valle, la hermosa al feo?
¿Quién podrá cuanto el deseo,
aunque imposible, conciba?
¿Y quién lo de abajo arriba
vuelve en el mundo ligero?
El dinero.

[ V ]

Vuela, pensamiento, y diles
a los ojos que más quiero
que hay dinero.

Del dinero que pidió
a la que adorando estás,
las nuevas le llevarás,
pero los talegos no.
Di, que doy en no dar yo,
pues para hallar el placer,
el ahorrar y el tener
han mudado los carriles.
Vuela, pensamiento, y diles etc. etc.

A los ojos, que en mirarlos
la libertad perderás,
que hay dineros les dirás,
pero no gana de darlos;
yo sólo pienso cerrarlos,
que no son la ley de Dios,
que se han de encerrar en dos,
si no en talegos cerriles.
Vuela, pensamiento, y diles etc. etc.

Si con agrado te oyere
esa esponja de la villa,
que hay dinero has de decirla,
y que ¡ay! de quien le diere.
Si ajusticiar te quisiere,
está firme como Martos,
no te dejes hacer cuartos
de sus dedos alguaciles.
Vuela, pensamiento, y diles etc. etc.

[ VI ]

Que no tenga por molesto
en doña Luisa don Juan,
ver que a puro solimán,
traiga medio turco el gesto,
porque piensa que con esto
ha de agradar a la gente:
Malhaya quien lo consiente.

Que adore a Belisa un bruto,
y que ella olvide sus leyes,
si no es cual la de los reyes
adoración con tributo:
que a todos les venda el fruto
cuya flor llevó el ausente:
Malhaya quien lo consiente.

Que el mercader dé en robar
con avaricia crecida;
que hurte con la medida
sin tenerla en el hurtar;
que pudiendo maullar,
prender al ladrón intente:
Malhaya quien lo consiente.

Que su limpieza exagere
porque anda el mundo al revés,
quien de puro limpio que es,
comer el puerco no quiere,
y que aventajarse espere
al Conde de Benavente:
Malhaya quien lo consiente.

Que el letrado venga a ser
rico por su mujer bella,
más por su parecer de ella,
que por su bien parecer,
y que no pueda creer
que esto su casa alimente:
Malhaya quien lo consiente.

Que de rico tenga fama
el médico desdichado,
y piense que no le ha dado
más su mujer en la cama,
curando de amor la llama,
que no en la cama el doliente:
Malhaya quien lo consiente.

Y que la viuda enlutada
les jure a todos por cierto,
que de miedo de su muerto,
siempre duerme acompañada:
que de noche esté abrazada
por esto de algún valiente:
Malhaya quien lo consiente.

Que pida una y otra vez,
fingiendo virgen el alma,
la tierna doncella palma,
si es dátil su doncellez;
y que dejándola en Fez,
la haga siempre presente:
Malhaya quien lo consiente.

Que el escribano en las salas
quiera encubrirnos su tiña,
siendo ave de rapiña
con las plumas de sus alas;
que echen sus cañones balas
a la bolsa del potente:
Malhaya quien lo consiente.

Que el que escribe sus razones
algo de razón se aleje,
y que escribiendo se deje
la verdad entre renglones:
que por un par de doblones
canonice al delincuente:
Malhaya quien lo consiente.

[ VII ]

Las cuerdas de mi instrumento
ya son en mí soledades,
locas en decir verdades,
con voces de mi tormento:
su lazo a mi cuello siento,
que me aflige y me importuna
con los trastes de fortuna;
mas pues su puente, si canto,
la hago puente de llanto,
que vierte mi pasión loca,
punto en boca.

De las damas has de hallar,
si bien en ello reparas,
ser de solimán las caras,
las almas de rejalgar:
piénsanse ya remozar
y volver al color nuevo
haciendo Jordán un huevo
que les desmienta los años;
mas la fe de los antaños,
mal el aceite revoca.
Punto en boca.

Dase al diablo, por no dar,
el avaro al alto o bajo,
y hasta los días de trabajo
los hace días de guardar.
Cautivo por ahorrar,
pobre para sí en dinero,
rico para su heredero,
si antes no para el ladrón
que dio jaque a su bolsón,
y ya perdido le invoca.
Punto en boca.

Coche de grandeza brava
trae con suma bizarría,
el hombre, que aún no lo oía
sino cuando regoldaba.
Y el que sólo estornudaba,
ya a mil negros estornuda;
el tiempo todo lo muda.
Mujer casta es por mil modos
la que la hace con todos.
Mas pues a muchos les toca,
punto en boca.

[ VIII ]

Que el viejo que con destreza
se ilumina, tiñe y pinta,
eche borrones de tinta
al papel de su cabeza;
que enmiende a naturaleza
en sus locuras protervo;
que amanezca negro cuervo,
durmiendo blanca paloma,
con su pan se lo coma.

Que la vieja de traída
quiera ahora distraerse,
y que quiera moza verse
sin servir en esta vida;
que se case persuadida
que concebirá cada año,
no concibiendo el engaño
del que por mujer la toma,
con su pan se lo coma.

Que mucha conversación,
que es causa de menosprecio,
en la mujer del que es necio
sea de más precio ocasión;
que case con bendición
la blanca con el cornado,
sin que venga dispensado
el parentesco de Roma,
con su pan se lo coma.

Que en la mujer deslenguada
(que a tantos hartó la gula)
hurte la cara a la Bula
el renombre de Cruzada;
que ande siempre persignada
de puro buena mujer;
que en los vicios quiera ser
y en los castigos Sodoma,
con su pan se lo coma.

Que el sastre que nos desuella
haga, con gran sentimiento,
en la uña el testamento
de lo que agarró con ella;
que deba tanto a su estrella,
que las faltas en sus obras
sean para su casa sobras
cuando ya la muerte asoma,
con su pan se lo coma.

[ IX ]

Yo he hecho lo que he podido;
Fortuna, lo que ha querido.

Los casos dificultosos,
tan justamente envidiados,
empréndenlos los honrados,
y acábanlos los dichosos;
y aunque no están envidiosos
en lo que me ha sucedido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

Yo no condeno quejosos,
no quiero ensalzar sufridos,
de bienes no merecidos
no sé cómo hay envidiosos;
si no soy de los dichosos
por haberlo merecido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

Lísida, siempre acontece,
y es firme ley sin mudanza,
que el bien es del que le alcanza,
y no del que le merece;
y en vano me desvanece
ver, que en cuanto se ha ofrecido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

Más honra al que es desdichado
que no se sepa razón,
que puede dar presunción
gran lugar mal empleado;
no me culpa mi cuidado,
porque en cuanto yo he vivido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

Méritos son desperdicios
que ofenden todas orejas:
para realzar las quejas
son buenos ya los servicios;
y aunque el sembrar beneficios
produzca agravios y olvido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

De mi desdicha me fío,
de fortuna nada espero,
si no es algún mal postrero,
que será el primer bien mío:
no corra más tras desvío,
y por no quedar corrido,
yo he hecho lo que he podido; etc. etc.

LETRILLA BURLESCA
Galán y Dama

G.    Si queréis alma, Leonor,
daros el alma confío.
D.    ¡Jesús, qué gran desvarío!
dinero será mejor.
G.    Ya no es nada mi dolor.
D.    ¿Pues, qué es eso, señor mío?
G.    Dióme calentura y frío,
y quitóseme el amor.
D.    De que el alma queréis darme,
será más razón que os dé.
G.    ¿No basta el alma y la fe,
en trueco de acariciarme?
D.    ¿Podré de ella sustentarme?
G.    El alma, bien puede ser.
D.    ¿Y querrá algún mercader
por tela su alma trocarme?
G.    ¿Y es poco daros, Leonor,
si toda la alma os confío?
D.    ¡Jesús, qué gran desvarío!
Dinero fuera mejor.
G.    Daréos su pena también.
D.    Mejor será una cadena
que vuestra alma, y más en pena.
G.    Con pena pago el desdén.
D.    Para una necesidad,
no hay alma como el dinero.
G.    Queredme vos como os quiero,
por sola mi ‘voluntad.
D.    No haremos buena amistad.
G.    ¿Por qué vuestro humor la estraga?
D.    Porque cuando un hombre paga,
entonces trata verdad.
G.    ¿Qué más paga de un favor
que el alma y el albedrío?
D.    ¡Jesús, qué gran desvarío!
Dinero fuera mejor.

http://www.rinconcastellano.com/biblio/barroco/quevedo_sonetos.html#

CREACIÓN LITERARIA SOBRE EL BAILE.

HIP-HOP

Mueve la cabeza,

mueve los pies,

mueve las caderas

y girate una vez.

Gloria del Carmen de los Palotes. ( 2º ESO)

BAILANDO CON SONSOLES.

Lo  siento en el alma,

lo siento de veras,

pero cuando oigo música,

me tiemblan las piernas.

Echo una pierna hacia adelante,

echo una  pierna hacia atrás.

los brazos levanto hacia arriba,

no puedo dejar de bailar.

Muevo mis caderas,

giro sin parar,

¡Ay, madre mía!

¡Qué me empiezo a marear!

( 2º ESO) Marisol de los girasoles.

BREAK-DANCE

La cabeza al suelo,

las piernas abiertas

y no pares de dar

vueltas.

Las manos separadas,

muévelas bien,

pero ten cuidado o

te caerás.

Chata Peroles (2º ESO)

£hip-hop

Brazo hacia adelante,

Brazo hacia atrás,

pierna para arriba y

para abajo va.

Mueve la cabeza

y el ritmo seguirás,

no te pares, niña,

y lo harás genial.

Isabel del Rocío del Sgdo. Corazón de Jesús Pérez. (2ºESO)

Boccaccio: “Decamerón”. Jornada IV.

Giovanni Boccaccio (1313-1375) está considerado como el creador de la prosa italiana y el primer narrador moderno pro su obra maestra, el “Decamerón”, con la que consiguió su mayor éxito. Compuesta en lengua vulgar, es una colección de cien cuentos de diversa procedencia, donde confluye la tradición oriental con la tradición occidental romance. Los cuentos son narraos por diez jóvenes que se retiran a una villa, en las afueras de Floreancia, para protegense de la terrible Peste Negra que asolaba la ciudad; allí, durante diez días ( que en griego es ” decamerón”)cada uno es nombrado rey/reina  durante una jornada y propone un tema sobre el cual  los jóvenes deben contar diez historias. Los temas son muy variados: licenciosos, historias trágicas, sentimentales y moralizantes.

Esta obra constituye la superación del medievalismo, una nueva visión del mundo terreno y material; a la cultura religiosa medieval de la penitencia, Boccaccio, situad en el final de la Edad Media, opone la cultura laica de la inteligencia, y el ingenio para conseguir los propósitos.

La Cuarta Jornada del Decamerón comienza con una “Introducción del autor en la que se defiendo de las críticas de sus detractores. Esta jornad está bajo el gobierno de Filóstrato (“abatido por el amor”). En ella se razona sobre aquellos cuyos amores tuvieron un final trágico.  Esta jornada se encuadraría en la tradición literaria de la visión trágica del mundo, cuya continuidad se desarrolla desde Edipo Rey, pasando por el Decameron hasta Romeo y Julieta de Shakespeare.

Aquí tenéis los enlaces a las JORNADAS IV Y JORNADA VII DEL DECAMERON. Espero que os sirvan.

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca04.htm

CUARTA JORNADA

COMIENZA LA CUARTA JORNADA DEL DECAMERÓN, EN LA CUAL, BAJO EL GOBIERNO DE FILOSTRATO, SE RAZONA SOBRE AQUELLOS CUYOS AMORES TUVIERON UN FINAL INFELIZ.

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca07.htm

SÉPTIMA JORNADA

COMIENZA LA SÉPTIMA JORNADA DEL DECAMERÓN, EN LA CUAL, BAJO EL GOBIERNO DE DIONEO, SE DISCURRE SOBRE BURLAS QUE POR AMOR O POR SU SALVACIÓN HAN HECHO LAS MUJERES A SUS MARIDOS, HABIÉNDOSE APERCIBIDO ELLOS O NO.

COMENTARIO DE TEXTO  RESUELTO . DEC.JORNADA IV, 5.

Comienza el fragmento:

“Allí encerrándose en su alcoba con esa cabeza suya, lloró mucho sobre ella y muy amargamente…….y lloraba tanto tiempo que mojaba toda la albahaca.”

PREGUNTAS:

1. Boccaccio y su época. (2 ptos)

2.El Dec. y la obra literaria de Boc. (2ptos)

3. Exponga el tema del fragmento y relaciónelo con el resto de la obra. (2 ptos)

El tema  del  fragmento puede ser : La locura de amor de Lisabeta por la muerte de su amado Lorenzo.

En la J.IV del Boccaccio, se trata de “aquellos cuyos amores tuvieron un final trágico”. En esta fragmento también aparecen los tópicos de el amor trágico, la muerte por dolor, las lágrimas purificadoras y el duelo. Además el estado mental al que llega la joven protagonista se identifica con otro tópico “el mal de amores”. (el amor como una enfermedad)

Este texto pertenece al Dec, concretamente a la J. IV, cuyo rey es Filostrato y el cuento V está narrado por Filomena. Se enmarca en un ambiente realista “alcoba” y burgués como ocurre en otros cuentos de la obra.

En el fragmento destaca el dramatismo y lo macabro  del caso unido con la belleza y la sensibilidad de la joven.

El cuento V también se relaciona con la “Introducción” de la obra, donde Boccaccio critica el estado de soltería en que se mantenía a las jóvenes,  que ya estaban en edad de casarse, por razones materiales.

Otro de los temas presente en el relato de Filomena es el del “matrimonio por amor” independientemente de la clase social de los amantes, lo que agrava la transgresión de la relación, pues la joven elige a su amante, valorando sus virtudes y su nobleza y dejando de lado su posición sociall. En el contexto social de la época, el matrimonio era, sobre todo, un contrato rentable para las familiasy al actuar de ese modo , Lisabeta perjudica los intereses de su familia y rompe con las normas establecidas.

Por otra parte, Boccaccio se refiere a los deseos insatisfechos de las mujeres, que deben soportar las decisiones de los hombres (padres, maridos o hermanos) sobre su futuro. A las jóvenes sólo les queda llorar sus penas y/o el suicidio como vía de escape o para rebelarse.

4. Analice las características formales del fragmento Su técnica narrativa y los recursos expresivos empleados. (2 ptos)

En este fragmento, así como en el reto del relato y en la obra en general,  existe un predominio de la narración. En el Dec. apenas hay fragmemntos descriptivos y ls diálogos son breves y escasos, lo que supone que los relatos tengan una gran agilidad, pues al bo haber E. Directo apenas se interrumpe la narración.

La historia de Lisabeta, a la que pertenece este frag., se inscribe como un relato detro de otro relato (el de los jóvenes florentinos), quw se retiran a una villa huyendo de la epidemia de peste  que asolaba la ciudad.  Como se trata de un  texto narrativo podemos dividirlo en 3 partes:

-Introducción (1-2): Aislamiento de la joven en su alcoba.

-nudo: (3-7): oculta la cabeza de su amado en la maceta, siembra la albahaca y llora sobre ella.

-desenlace: (8-9) Llanto inconsolable que desembocará en la muerte de la joven.

La técnica del relato que se inscribe en otro relato no es original de Boc. sino que  procede de la tradición de los cuentos como ” Las mil y una noches”, donde varios cuentos en un marco que incluye a todos. En este sentido, distinguimos un marco-del autor, marco de los narradores y por último marco de los cuentos en 3ª persona.

El narrador, en este caso narradora, es la joven Filomena. Ella cuenta la historia de Lisabeta y Lorenzo en 3ª persona y los narratarios son los jóvenes que se encuentran con ella en la villa.

En cuanto al espacio, hablaremos de “espacio exterior”: palacio, villa en el que se desarrolla la J. IV (espacio idealizado, como un paraíso donde los jóvenes están seguros y protegidos de lo que está sucediendo fuera y donde pasan el tiempo contándose historias) y  “espacio interior” , el del propio relato, la alcoba de Lisabeta. Un espacio real, aunque sin que aparezca descripción del mismo.

El tiempo “histórico” es 1348, fecha en que la Peste Negra asoló la ciudad de Florencia, y que sirve de excusa para la reunión de los jóvenes. El tiempo “de la narración”, corresponde al momento en que Lisabeta, casi al final del relato, se encierra en su cuarto y “durante mucho tiempo” llora sobre la maceta.

El personaje principal del fragmento es Lisabeta y Lorenzo, pues no habría historia sin uno de los dos. Lisabetta es un personaje redondo, es decir, que evoluciona a lo largo de la narración: De encontrarse acompañada y querida por Lorenzo pasa  al aislamiento y a la locura. La joven siempre aparece sometida a las figuras masculinas y además, si era doncella ,se le exigía castidad mientras se le encuentra un marido adecuado.

Los recursos literarios que encontramos en el frag.: Dramatismo que se hace más patente con los fuertes contrastes que aparecen  entre lo bello-macabro, dureza-sensibilidad.

Hipérbole:Locura de la protagonist.

Valor simbólico de las lágrimas, como elemento purificador y medio para rebelarse. ; la albahaca: planta aromática y olorosa.

Poliptoton:llorar……llor……llant………relacionado con las lágrimas y el duelo femenino.

El empleo en la primera parte del texto, de formas verbales en pt. perf. simple. :acción acabada en tiempo pasado. Y en la segunda parte pt. imperfecto simple: acción inacabada, lenta y contemplativa que hace más largo el sufrimiento de la joven.

Hiperbaton.

Predominio del polisíndeton para hacer más lento el relato del sufrimiento de la joven.

5. Valoración personal del texto y su relación con otras visiones del amor y la mujer en nuestro tiempo.https://asuncionperez.files.wordpress.com/2011/10/800px-waterhouse_decameron.jpg?w=300

En el fragmento, como hemos dicho, se observa la dualidad contante el el Dec.: “lo bello /lo macabro”. Los temas de la desigualdad social, agravante de la transgresión cometida por Lisaeta y el tema de la dilación del casamiento de la joven, motivo de sus amores lícitos, también aparecen en el texto.

Lisabeta renuncia a hablar y con su silencio está ralizando un acto de rebeldía, pues de esta forma consigue desesperar a los culpables de su abatimiento: sus hermanos.  Sin embargo, su actitud y su aislamiento la conducen a la locura y a la muerte.

Creemos que Lisabeta es valiente porque es consciente de las consecuencias que le puede acarrear su relación con Lorenzo,  cuya posición social es inferior a la suya. Su trágico final y la fidelidad hacia su amado la convierten en una heroína que es capaza de llegar a las últimas consecuencias de aquello por lo que ha luchado.

Como sabemos, la situación de la mujer en esta época era de total sumisión  a las convenciones, familia, hombre… y contrasta con la autonomía con la que cuentan las mujeres en nuestra sociedad actual; sin embargo no debemos olvidar la situaciones tan terribles  que todavía se producen, fruto de los celos, prepotenacia, incultura o educación machista.

Por otra parte la lamentable situación de desamparo en la que se encuentra Lisabeta, en la actualidad ya no es tal, pues la mentalidad ha cambiado, sobre todo en los últimos tiempos, y la sociedad se está rebelando contra los maltratadores y se ha creado una conciencia en defensa de la mujer maltratada gracias a campañas publicitarias promovidas por organismos estatales, sentencias judiciales, aydudas directas por parte del Instituto de la Mujer, educación no sexista en centros de enseñanza….

En conclusión, insistir en que los contrastes del texto no deben hacernos olvidar la situación de la mujer en la E. Media y compararla con la que todavía existe  en el s. XXI y mucho peor si nos referimos a las mujeres de otras culturas , que viven situaciones cercanas a las de Lisabeta.

Valoración personal: En  esta historia, los hermanos de Lisabeta matan a su amante Lorenzo y en el fragmento se muestra precisamente el momento en que la joven llora sobre el tiesto-urna funeraria, donde ha ocultado la cabeza de su amado. Resulta una magen muy ilustrativa de lo que es capaz de hacer alguien que ha perdido la razón por la pérdida violenta de la persona amada. Ella no está preparada para soportar esa pérdida, con Lorenzo vivió momentos de felicidad que le eran negados por convencionalismos, su romance fue breve pero intenso y prefiere morir antes que vivir sin él.

Recordemos que Lisabeta había elegido a Lorenzo por la nobleza de sus actos y  por su personalidad y  que él también la amaba.; por tanto, desde nuestra perspectiva, no existen motivos para que no pudiesen vivir su relación y sólo se explica por el sometimiento en que vivía la mujer.

Afortunadamente esta situación  ha cambiado mucho en la sociedad occidental; aunque para llegar hasta aquí el camino ha sido largo y dificultoso y todavía queda mucho que hacer para  terminar con las situaciones  de violencia  que a diario se dan contra mujeres de todas las edades y clases .

Probablemente el peso de la tradición , las normas sociales, educación, el aislamiento o la incultura hacen que la imagen de la protagonista del relato no esté tan alejada de la de muchas mujeres que sufren la falta de libertad  para elegir su propio amor, su propia vida y sutonomía.

LA NARRATIVA HISPANOAMERICANA EN LA PRIMERA MITAD DEL XX

La evolución de la narrativa hispanoamericana durante el s. XX puede describirse en cinco etapas:

1Primeros años del s. XX.: La narrativa sigue fiel al realismo del XIX. Cuando ya la poesía se había renovado profundamente a través del Modernismo, la novela seguía aún los cauces heredados del s. XIX. El realismo domina la novela hasta los años 40.

Entre 1910 y 1920 destacan obras como “Los de abajo” de Mariano Azuela, sobre la revolución mexicana y “Raza de bronce” de Alcides Arguedas, sobre los indios explotados. Indigenismo, enfoque político y social y presencia de la naturaleza son sus principales ingredientes. 

2-A partir de 1920. Se consolida una novela realista con temas americanos e interés social.

Se consolidan estas tendencias, incidiendo en la lucha del hombre con la naturaleza, la miseria y las dictaduras. Las siguientes novelas son características de este periodo: “La vorágine” de Ricardo Güiraldes, sobre la pampa y el gaucho argentino; “Doña Bárbara”R. Gallegos, que es un amplio fresco de las tierras venezolanas y “El mundo es ancho y ajeno” de Ciro Alegría que es una denuncia sobre unos indios despojados de sus tierras.

3 -Años 40 y 50: se suceden experiencias  renovadoras, compatibles con el acento social.

A partir de este momento se buscarán otros temas y técnicas con las que y tratar los motivos tradicionales y se aprecian novedades como:

-La aparición de temas urbanos junto a los rurales dominantes.

-Se abordan problemas humanos y no solo sociales.

-aparece la fantasía junto con la realidad: será el llamado “realismo mágico” o “lo real maravilloso”. Esta denominación surgió en Europa para referirse a un grupo de pintores alemanes postexpresionistas que incluían seres imaginario y elementos irreales en sus obras. El término pasó al MOMA (Museo de Arte Moderno de N. York) y de aquí a la literatura, con la combinación de elementos fantásticos y fabulosos con el mundo real para crear un equilibrio entre lo cotidiano y lo maravillosos. Hechos cotidianos son presentados como maravillosos y viceversa.

En este momento surge un rico panorama de autores entre los que destacamos:

Jorge Luis Borges: (Argentina, 1899-1986) uno de los más asombrosos autores de cuentos de todos los tiempos. Sus relatos nos ponen en contacto con lo insólito y excepcional, proponiéndonos sutiles juegos mentales llenos de inteligencia. Sus cuentos se recogen en volúmenes como “El Aleph”.

Alejo Carpentier (Cuba, 1904-1980) “Los pasos perdidos” o “El siglo de las luces”.. Una obra en la que existe una mezcla perfecta entre ficción e historia y una prosa desbordante, rica.   El autor la terminó el año de la Revolución Cubana una revolución que comenzó con ideales de libertad e igualdad fracasa por los intereses y el ansia de poder.

Juan Rulfo: (México, 1918-1986) , autor de maravillosos cuentos y de una novela magistral “Pedro Páramo”, donde se mezcla  la vida y la muerte, lo real y lo sobrenatural, lo personal y lo social, que influirá decisivamente sobre autores posteriores. La novela se inicia con el relato en primera persona de Juan Preciado, quien le prometió a su madre en su lecho de muerte que regresaría a Comala para reclamarle a su padre, Pedro Páramo, lo que les pertenece. Preciado, cuyo nombre no conocemos hasta avanzada la novela, sugiere que no tenía intenciones de cumplir esta promesa hasta que comienza a tener visiones subjetivas de Comala y de Pedro Páramo que finalmente lo llevan a empezar su viaje. Su narración está fragmentada y se ve mezclada con diálogos de su recientemente difunta madre, Dolores Preciado. También se ve interrumpida y reemplazada por una línea narrativa en primera persona que aparentemente es de Pedro Páramo.

Preciado se encuentra con varias personas en Comala, a quienes, en determinado momento, comienza a percibir como muertas. Al acabar el primer tercio de la novela, la narración de Preciado se detiene y empieza el monólogo interior de Pedro Páramo como narrador omnisciente. La mayoría de los personajes en la narración de Juan Preciado (Dolores Preciado, Eduviges Dyada, Abundio Martínez, Susana San Juan y Damiana Cisneros) están presentes en esa narración omnisciente, pero con perfil mucho menos subjetivo. Las dos narrativas mayores que compiten, dan versiones descriptivas diferentes de Comala. Sin embargo, es la narración omnisciente la que describe a Pedro Páramo y da detalles de su vida, desde su idealización juvenil de Susana San Juan, su encumbramiento, sus abusos tiránicos, su condición de mujeriego, hasta su muerte. Aunque la condición marcante de su personalidad es la crueldad, Pedro Páramo es también mostrado como siendo un padre que adoraba a su hijo nacido fuera de su matrimonio, Miguel Páramo, pero igual criado por él en su hogar, también como un astuto jefe que sabe cómo manejar a sus mercenarios que de otro modo hubiesen arrasado Comala.

4.     Años 60 y 70: se produce el boom o auge de la nueva narrativa, que sitúa a sus autores en la primera línea de la narrativa mundial.

En los años 60, los lectores se quedan fascinados por autores como Cortázar, Vargas Llosa, García Márquez, Ernesto Sábato..con los que la narrativa hispanoamericana se sitúa  en el primer plano mundial. Estos novelistas continuaban las innovaciones emprendidas por sus predecesores, llevándolas más lejos y aportando nuevos recursos, ampliando el universo temático, ahondando en “el realismo mágico”, experimentando con las estructuras , el lenguaje, el estilo y derrochando creatividad.

Nos centraremos en la obra de cinco autores:

Gabriel García Márquez ( Colombia, 1928). Premio Nobel Lit. 1982. En sus obras destaca un pueblo imaginario llamado Macombo, reflejo de su Aracataca natal. En él ambienta  “El coronel no tiene quien le escriba”, “Cien años de soledad”, que cuenta la historia de la familia Buendía a través de varias generaciones , mezclando realidad y fantasía de modo singular. Su imaginación creadora y su facilidad para contar son las principales virtudes de este autor. Otras obras: “Crónica de una muerte anunciada”, El amor en los tiempos del cólera”…

Julio Cortázar (Argentina 1914-1984). Estupendo autor de cuentos “Historias de cronopios y de famas” y como novelista en cuya obra surge lo fantástico dentro de lo cotidiano mostrando la complejidad de lo real. Su novela “Rayuela” es un alarde de maestría estilística y estructural y marca un antes y un después para la narrativa mundial. Es una obra que admite varias lecturas. Lo importante no es tanto su argumento como el vasto universo psicológico de cada personaje y la relación que establecen con el arte, el amor , los celos o la muerte.  El libro es una negación de la cotidianidad, en él se abren paso las situaciones más absurdas y éstas se toman con total ligereza. El glíglico es un lenguaje creado por Julio Cortázar y presente en su novela Rayuela, cuyo capítulo 68, que evoca una escena erótica, está completamente escrito en él. Se trata de un lenguaje musical que se interpreta como un juego, además de ser un lenguaje exclusivo, compartido por los enamorados, que los aísla del resto del mundo.

“Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias”.   (Julio Cortázar, Rayuela, capítulo 68)

Aunque a primera vista parece carecer de sentido, una lectura más detallada permite ver que en realidad es bastante comprensible. El glíglico tiene la misma sintaxis y morfología que el español, usando palabras normales con otras inventadas pero reconocibles como sustantivos o verbos, y puntuando correctamente las frases

Se la ha llamado la”antinovela” por su carácter innovador, pues rompió con todos los cánones establecidos hasta su época. Cortázar pretende “ver de otra manera el contacto entre el lector y la novela” incitando a que modifique su actitud pasiva frente a la obra y tome parte activa y crítica en la misma.

Hay que tener en cuenta la influencia en esta obra de autores como Thomas Mann “la montaña mágica” o James Joyce y su “Ulises”.

-Mario Vargas Llosa (Perú, 1936). Premio Nobel de Lit. 2011. Asombró con “La ciudad y los perros”, “Conversación en la catedral”, “Lituma en los Andes” y una extensa lista hasta terminar con “El sueño del Celta”

La aventura que narra esta novela empieza en el Congo en 1903 y termina en una cárcel de Londres, una mañana de 1916.

Aquí se cuenta la peripecia vital de un hombre de leyenda: el irlandés Roger Casement. Héroe y villano, traidor y libertario, moral e inmoral, su figura múltiple se apaga y renace tras su muerte:

Casement fue uno de los primeros europeos en denunciar los horrores del colonialismo. De sus viajes al Congo Belga y a la Amazonía sudamericana quedaron dos informes memorables que conmocionaron a la sociedad de su tiempo. Estos dos viajes y lo que allí vio cambiarían a Casement para siempre, haciéndole emprender otra travesía, en este caso intelectual y cívica, tanto o más devastadora. La que lo llevó a enfrentarse a una Inglaterra a la que admiraba y a militar activamente en la causa del nacionalismo irlandés.

También en la intimidad, Roger Casement fue un personaje múltiple: la publicación de fragmentos de unos diarios, de veracidad dudosa, en los últimos días de su vida, airearon unas escabrosas aventuras sexuales que le valieron el desprecio de muchos compatriotas.

El sueño del celta describe una aventura existencial, en la que la oscuridad del alma humana aparece en su estado más puro y, por tanto, más enfangado.

  5. Los herederos del boom: consolidan el éxito comercial de la novela hispanoamericana.

Al tiempo que estos autores siguen publicando se abren paso nuevas generaciones de escritores que acceden a un mercado mucho más atento a las novedades procedentes de Hispanoamérica, pero que deben luchar para estar a  la altura, de sus predecesores.  Entre estos destacaremos a novelistas como:

Alfredo Bryce Echenique (Perú, 1939). Sorprende por su sentido del humor y su capacidad para caricaturizar personajes y situaciones. “La amigdalitis de Tarzán” .

Isabel Allende (Chile, 1942). En su obra se aprecia una gran influencia de García Márquez. En ella aparecen vetas mágicas, compromiso social y voluntad de narrar con sencillez. Entre sus obras destacaremos “La casa de los espíritus”.

Laura Esquivel, (México,195=)En sus novelas, emplea un realismo mágico para combinar lo sobrenatural con lo mundano, especialmente en su primera novela Como agua para chocolate. En ella, proclama la importancia de la cocina como la pieza más importante de la casa, elevándola a fuente de conocimiento y comprensión de gusto y deseo.

Luis Sepúlveda, ( Chile, 1949) Ha cultivado diversos perfiles de la narrativa, como el relato ecologista, el cuento infantil, la novela de intriga, la novela policiaca, la novela negra y la crónica de viajes.

Entre sus títulos figuran: Un viejo que leía novelas de amor (1992), obra que transcurre en la selva ecuatoriana, en el mundo de los indios shuar o jíbaros, y que ha recibido el premio Tigre Juan y otras distinciones internacionales, además de haber sido traducida a catorce idiomas; “Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar “(1996);

En 1999, fue llevada al cine Un viejo que leía novelas de amor.        (Hay otra entrada en el blog. con una guía de lectura de “Un viejo que leía novelas de amor”)

Como cuentistas, destacaremos a Augusto Monterroso, autor de “microrrelatos”. El microrrelato forma parte de un amplio grupo de microtextos  (“haikus” japoneses,- Los haikus son poemas breves originarios de la cultura japonesa. Según la tradición, se escriben en tres versos de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente, aunque no todos los autores respetan esta métrica.

Éste es un ejemplo de haiku:

El ruiseñor
unos días no viene;
otros, dos veces.

, greguerías, aforismos, fábulas, eslóganes, ..)con los que comparte la eliminación de redundancias y adornos innecesarios, pero mantiene los principios de la narración (narrador, personajes,  acción, espacio y tiempo).

Ej. Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. (“Dinosaurio”).Está considerado el relato más corto de la literatura universal.

Mario Benedetti: Un ejemplo de sus microcuentos: LOS BOMBEROS:

“Olegario no sólo fue un as del presentimiento, sino que además siempre estuvo muy orgulloso de su poder. A veces se quedaba absorto por un instante, y luego decía: “Mañana va a llover”. Y llovía. Otras veces se rascaba la nuca y anunciaba: “El martes saldrá el 57 a la cabeza”. Y el martes salía el 57 a la cabeza. Entre sus amigos gozaba de una admiración sin límites.

Algunos de ellos recuerdan el más famoso de sus aciertos. Caminaban con él frente a la Universidad, cuando de pronto el aire matutino fue atravesado por el sonido y la furia de los bomberos. Olegario sonrió de modo casi imperceptible, y dijo: “Es posible que mi casa se esté quemando”.

Llamaron un taxi y encargaron al chofer que siguiera de cerca a los bomberos. Éstos tomaron por Rivera, y Olegario dijo: “Es casi seguro que mi casa se esté quemando”. Los amigos guardaron un respetuoso y afable silencio; tanto lo admiraban.

Los bomberos siguieron por Pereyra y la nerviosidad llegó a su colmo. Cuando doblaron por la calle en que vivía Olegario, los amigos se pusieron tiesos de expectativa. Por fin, frente mismo a la llameante casa de Olegario, el carro de bomberos se detuvo y los hombres comenzaron rápida y serenamente los preparativos de rigor. De vez en cuando, desde las ventanas de la planta alta, alguna astilla volaba por los aires.

Con toda parsimonia, Olegario bajó del taxi. Se acomodó el nudo de la corbata, y luego, con un aire de humilde vencedor, se aprestó a recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos.”

 (Mario Benedetti, La muerte y otras sorpresas, 1968.)

 


Análisis de la novela “EL TIEMPO Y LA PROMESA”

Introducción:

Título “El tiempo y la promesa”.

Autora: Concha López Narváez

Editorial: Bruño

1. La autora y su obra: Concha López Narváez nació en Sevilla en 1939 y en la actualidad vive en Madrid. Estudió Filosofía y Letras y fue profesora de ESO durante varios años. Ha escrito bastantes libros, sobre todo novelas y cuentos juvenilesy ha obtenido ocho premios de literatura infantil y juvenil. Sus novelas más importantes son: La tierra del sol y la luna, El árbol de los pájaros sin vuela, Endrina y el secreto del peregrino, Memorias de una gallina

2. Argumento:

Esta novela cuenta la amistad y también la rivalidad y odio entre varios jóvenes judíos y y cristianos y sus familias, sobre todo entre el protagonista, Juan y Francisco de Toledo, de familia cristiana. Los hechos transcurren en Vitoria en 1492 justo cuando los judíos fueron expulsados de España.

Decamerón Jornada IV

<a href=”http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca04.html”></a>

octubre 2011
L M X J V S D
« Feb   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31