GLOSARIO DE TÉRMINOS LITERARIOS.

 

GLOSARIO DE TÉRMINOS DE LITERATURA. Más

UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR.LUIS SEPULVEDA. Lectura 2º Bach.

El iguiente enlace os servirá para completar la lectura  de “Un viejo…..” de este trimestre. Ha sido elaboradopor Cuadernos del Club Universitario de Lectura publicados por la UCLM (Universidad de Castilla La Mancha). Estoy segura que os será de mucha utilidad.

UnViejoLeiaNovelasAmor

NOCIONES DE GRAMÁTICA Y SINTAXIS. POWER POINT

Aquí tenéis una presentación por esquemas de grmática general, clases de palabras, oraciones y relaciones textuales. Me ha parecido muy completo y muy interesante. Pertenece a un grupo  de trabajo de profesores. Espero que en clase podamos utilizarlo alguna vez y que os sirva siempre que teengáis alguna duda al respecto.

gramaticaBAT(2)

Apuntes sobre el Romanticismo.

El Romanticismo.

El Romanticismo no es sólo un sinónimo de tristeza, sentimentalismo o enamoramiento. Es sobre todo un movimiento cultural, literario y artístico que surge en Europa (Inglaterra y Alemania) a finales del s. XVIII y comienzos del XIX y que se extendió incluso a América latina.

Este movimiento aspiró a representar el arte por el arte y tuvo, aunque no lo parezca, importantes acentos políticos  que jugaron un papel fundamental en la sociedad de su época.

Surgió de la mano de las revoluciones europeas y terminó con el comienzo de la Iª Guerra Mundial. Al comienzo acogió a todas las ideas las ideas revolucionarias (Rev. Industrial, revolucionarios fugitivos perseguidos, gentes que se sentían héroes, bandidos…) En sus primeras manifestaciones vuelven la mirada a la E. Media (lo gótico, paisajes perdidos, castillos, nobles y damas…). Algunos poetas cantan a la Naturaleza.

Como muchos románticos preceden de pueblos vejados por el afán de crecimiento del capitalismo (escoceses, galeses, irlandeses), se sienten individuos inadaptados, alejados de sus tradiciones, desarraigados, mendigos, vagabundos, aventureros que cantan a sus pueblos, sus parroquias, al riachuelo en una humilde aldea, el sonido de un viejo y olvidado campanario: (Todos estos son motivos románticos).

Violencia, impetuosidad, el tormento al vivir en el mundo que no ofrece respuestas, ni oportunidades pero un individuo que desea vivir por lo auténtico.

Melancolía que llega a la desesperación, deseo de soledad, desprecio por lo social y colectivo y clamor por la marca de la individualidad.

Opinión hostil contra la opinión general, establecida por las normas y los convencionalismos, los prejuicios morales y reivindicación por una libertad ilimitada, que llega a justificar hechos como el suicidio, el hurto, las relaciones extramatrimoniales y la infidelidad dentro del matrimonio.

Modernizar las modas, y costumbres (recuerda a Werther.)

Todas estas actitudes llevan al tópico de “el mal de siglo”. Muchos de los grandes maestros del Romanticismo terminaron sus días con el suicidio o fueron víctimas de muertes absurdas, buscadas, muchas veces, por su temerario atrevimiento. Recordemos a Larra, Lord Byron y otros.

En España esté movimiento está relacionado con el ascenso de la burguesía (1808-1836), El enfrentamiento y persecución de los jóvenes intelectuales que atacan a la monarquía y al movimiento absolutista (Duque de Rivas, Larra, Espronceda…) En todos los aspectos de la vida: arte, pintura, música, filosofía. El Romanticismo es la defensa del sentimiento y la imaginación,( frente a la Razón, al análisis y a la especulación), para explicar la totalidad del yo.

Se identifica con la juventud. Muchos mueren prematuramente (aunque sea por propia voluntad, sintiéndose dueños de sí mismos y rebelándose contra la voluntad de Dios).

Su temperamento nervioso, sensible, inestable, intrépido. Originales en su forma de vida (vestimenta, relaciones sociales,  en sus opiniones a cerca del  amor, al matrimonio, muerte…

Llaman a sus contemporáneos  “retrasados en sus principios morales”, “filisteos”, “fariseos”,”burgueses” en un tono crítico antiburgués.

Victor Hugo “Nuestra Señora de París”, A. Dumas “Los tres Mosqueteros” Goethe “Werther”. ……..

En cuanto a la música: Desde Bethoven, Shubert o Rossini (1ª etapa del Rom anticismo) pasando por Chopin, Mendelson, Verdi, hasta llegar a Puccini con su “Madame Buterfly” todos se sienten atraídos por la Edad Media y las leyendas del Norte.

( Goethe habla del poeta OSSIAN: La leyenda lo recuerda como un poeta irlandés. El mito dice que su madre fue convertida en cierva por un druida cuando trataba de huir de su perseguidor).

La expresión de la subjetividad. La claridad frente a la oscuridad, la expresión de los sentimientos personales, la exaltación de la sensibilidad, la originalidad y la vuelta a lo tradicional, son características de la música en esta época.

La Revolución Francesa enseñó al hombre el sentido de la palabra “libertad” y condujo al nacimiento de una nueva clase social: la burguesía en la cual y, contra la cual va a desarrollarse el movimiento romántico.

Romper con los mecenazgos llevó a los artistas a ser libres a buscarse la vida con su trabajo, a mostrar su obra al mundo.

El piano de cola es el instrumento romántico por excelencia de los salones, se impuso como el instrumento de moda y el mejor acompañamiento para música y voz.

El romántico es un artista impetuoso, insatisfecho, que busca su libertad, choca con su mundo en la búsqueda de su individualismo,. Intérpretes virtuosos. Genios. Creadores).

La evasión  termina en la locura o en el suicidio.

Shopenhauer decía que había que anular la voluntad de vivir para conseguir un poco de paz en la vida en conflicto siempre, pero el precio era muy elevado: la muerte. Otro tipo de evasión: la locura (recordemos al “loco” que recogía flores para su amada en Werther). El sentimiento hacia la Naturaleza es un reflejo de su mundo interior, de su estado de ánimo. Sus pasiones se reflejan en la Naturaleza, que tomaba el aspecto de su estado psicológico. (grutas, lugares abandonados, ruinas, atracción por las sombras, mares turbulentos,…son sus espacios favoritos)

Liberarse del corsé que supone la forma fija que son las Sinfonías y que no permiten al compositor dar rienda suelta a su fantasía. De ahí que surja la llamada “música programática”, el poema sinfónico, que se inspira en elementos poéticos y descriptivos.

El piano. Formas musicales pianísticas.: los nocturnos (íntimos y sentimentales), las polonesas ( que mueven el espíritu guerrero y rebelde), las baladas ( melancólicas) y las sonatas, muy libres, las variaciones , hasta llegar a las óperas, la máxima expresión de los sentimientos  desde los más grandes hasta los más miserables.  El “Lied”: canción alemana combina piano y canción.

Resumen “La música en el Romanticismo: Muy interesante.

http://www.google.es/search?hl=es&site=&q=la+musica+en+el+romanticismo&oq=la+musica+en+el+romanticismo&aq=f&aqi=g1g-v3&aql=&gs_sm=3&gs_upl=6047l18689l0l19022l30l30l1l13l14l1l1063l3056l4.9.2.7-1l16l0

El llamado “mal del siglo” es una expresión atribuida al poeta Chateaubriand y alude al tópico literario para referirse a la crisis de valores y creencias que se desencadenó en Europa en el s. XIX. Es un concepto romántico.

EL TEATRO DEL SIGLO XX HASTA 1939

EL TEATRO DEL SIGLO XX HASTA 1939

En este período el desarrollo del teatro español ofrece una clara dicotomía: de una parte, un  teatro que goza del favor de un público burgués y de unos empresarios atentos a sus gustos (el teatro triunfante), y de otra parte un teatro que, tras repetidos intentos de renovación de las formas dramáticas, se estrella contra las barreras comerciales o el gusto establecido (se trata del teatro innovador).
1)    EL TEATRO QUE TRIUNFA
Podemos distinguir varias líneas:
a)    Teatro continuador del Realismo del siglo XIX, renovando algunos aspectos. Su principal representante es Jacinto Benavente, ejemplo claro de las concesiones al público burgués. Su primera obra, El nido ajeno, fue bien recibida por los jóvenes intelectuales, pero mal por la burguesía. Ante esta disyuntiva (ser autor de mayorías o de minorías) Benavente optó por amoldarse a los gustos mayoritarios, y se limita en sus obras a censurar pequeños vicios, sin hacer críticas totales. Sus mejores obras son Los intereses creados y su drama rural La Malquerida. Recibió el premio Nobel en 1922.
b)    Teatro poético en verso, neorromántico y con aportaciones formales del Modernismo, de orientación tradicionalista y muy conservador. Por su temática, es un teatro eminentemente histórico. Destacan Francisco Villaespesa, Eduardo Marquina y, con matices, los hermanos Machado (La Lola se va a los puertos).
c)    Teatro cómico, cuya intención es hacer pasar un buen rato. Es un teatro muy reiterativo en las formas de conseguir el humor: equívocos, juegos de palabras, etc. Destacan los hermanos Álvarez Quintero (representantes del teatro regionalista andaluz, que llevan a escena una Andalucía tópica y sin más problemas que los sentimentales, en obras como El patio o El genio alegre), Carlos Arniches (pintor de las costumbres madrileñas en sus sainetes y creador de la “tragedia grotesca”, donde se aúnan lo risible y lo conmovedor: La señorita de Trevélez) y Pedro Muñoz Seca (inventor de un nuevo género, el “astracán”, una parodia, en verso, del teatro posromántico: La venganza de don Mendo).
2)    EL TEATRO QUE PRETENDE INNOVAR
Los mejores autores de este tipo de teatro fueron Ramón Mª del Valle-Inclán y Federico García Lorca, pero debemos reseñar otros autores que plantearon en España un teatro distinto:
–    Unamuno escribe un teatro de ideas, que presenta los conflictos humanos que lo obsesionaban. Hay, por lo general, poca acción y casi total ausencia de elementos escénicos. Destacan Fedra, El Otro.
–    Jacinto Grau (El señor de Pigmalión) o Ramón Gómez de la Serna (Los medios seres) plantean también experiencias renovadoras.
–    Pedro Salinas (El dictador) y Rafael Alberti (Noche de guerra en el Museo del Prado), de la Generación del 27, incorporan técnicas de vanguardia, en un teatro escrito prácticamente en el exilio.
–    Enrique Jardiel Poncela y Miguel Mihura (este escribe sus Tres sombreros de copa en 1932, pero sólo la estrenaría veinte años más tarde) son los máximos exponentes de un grupo de autores que realizan una interesante labor de renovación en el teatro humorístico. Los dos alcanzan su máxima consideración tras la Guerra Civil.
Nos centraremos en las dos figuras que destacan en el panorama teatral español del siglo XX.
* Valle-Inclán
Ramón Mª del Valle-Inclán es uno de los autores más controvertidos, rigurosos, extravagantes y geniales que ha dado nuestra literatura. Se inició en el Modernismo (con las novelas de la serie de las Sonatas) y continuó, en una etapa intermedia, con las Comedias Bárbaras, híbridos entre novela y drama, difícilmente representables dada su gran longitud, cambios rapidísimos de escenario y extensas acotaciones escénicas. Su última etapa, la más lograda, es la de los esperpentos (cuyo significado habitual era “persona o cosa extravagante, desatinada o absurda”), entre los que sobresalen Divinas palabras y Luces de bohemia, ambas de 1920. El fundamento del esperpento, obras en las que se mezclan lo trágico y lo burlesco, lo encontramos en la escena XII de Luces de bohemia: “España es una deformación grotesca de la civilización europea”, “el sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada”; así, de la imposibilidad de la tragedia surge el esperpento. Luces de bohemia escenifica la última noche de vida del poeta Max Estrella, ciego bohemio, pobre y desafortunado, que deambula por las calles de Madrid camino de su muerte, recorriendo diversos lugares y dando cuenta de la crítica situación del país. Otros esperpentos son los recogidos bajo el título de Martes de carnaval (Los cuernos de don Friolera, Las galas del difunto y La hija del capitán).
* Federico García Lorca
García Lorca representa una de las más altas cumbres de la dramática española moderna. Su concepto renovador del arte escénico lo ha convertido en el dramaturgo español más conocido de todos los tiempos, un clásico cuyas obras aún continúan en los repertorios de las más conocidas compañías teatrales de todo el mundo.
Su primera obra teatral, El maleficio de la mariposa, data de 1920. Pero la mayor parte de sus obras teatrales pertenece a los años treinta, época que además coincide con las fechas en que viajó por España con su compañía La Barraca. En el teatro lorquiano la situación dramática surge con frecuencia del enfrentamiento entre autoridad y libertad: la autoridad puede estar encarnada en el orden, en la sociedad, en los padres; la libertad, en el deseo, el instinto, la imaginación. En cualquier caso, ese choque provoca frustración y conflicto.
El teatro de Lorca parte de tres principios: depurar el teatro poético, incorporar las tendencias vanguardistas y acercar el teatro al pueblo. La producción dramática de Lorca es muy variada: desde teatro de títeres y farsas, como el Retablillo de don Cristróbal, el Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, o La zapatera prodigiosa, hasta dramas históricos, como Mariana Pineda, o un teatro innovador, de raíz surrealista, como El público o Así que pasen cien años. Y, por supuesto, las tragedias, que ocupan un lugar destacado en su producción. Lorca escribió tres tragedias: Bodas de sangre (sobre la pasión amorosa de dos jóvenes separados por odios familiares), Yerma (que recoge la tragedia de una mujer que cifra toda su felicidad en ser madre y, sin embargo, resulta estéril) y La casa de Bernarda Alba (en la que trata el autoritarismo de Bernarda Alba y el deseo de libertad de sus cinco hijas), considerada su obra maestra. Todas ellas se desarrollan en la Andalucía rural y recrean un ambiente donde los sentimientos y la libertad de los individuos chocan contra un muro de intolerancia levantado por la falsa moral.
La mujer es la protagonista principal del teatro lorquiano. Una mujer que representa el ansia de libertad en una sociedad patriarcal y machista, marcada por un destino trágico, por pasiones que se verán condenadas al olvido o al rechazo. Las obras representan la tragedia de toda persona condenada a la frustración en sus deseos más íntimos y a la marginación

EL JUGADOR Y LA OBRA LITERARIA DE DOSTOIEVSKI

EL JUGADOR Y LA OBRA LITERARIA DE DOSTOIEVSKI

La producción novelística de Dostoievski es muy amplia, intensa y completa. Se le ha considerado el creador de la novela social rusa, por los ambientes miserables y sórdidos que refleja. Como rasgos fundamentales de sus novelas destacamos el profundo análisis psicológico de sus personajes, unos seres torturados por la culpa, la conciencia o el destino; sus novelas plantean siempre dilemas morales y una intensa preocupación por los problemas religiosos y existenciales. El conjunto de experiencias vitales, unido a sus extraordinarias dotes de observación, dará lugar a que Dostoievski sea un novelista con una capacidad portentosa para retratar a seres atormentados. Su producción novelística puede dividirse en tres etapas:
a) La primera etapa abarcaría desde sus inicios literarios hasta su deportación en 1849. Dominada por la temática social, se inicia con Pobres gentes (1846), novela epistolar donde ya se advierte ese interés del autor por el dolor humano y su amor por los humildes. En esta etapa también escribe cuentos y novelas cortas como El doble o Nochas blancas.
b) Tras un largo paréntesis, se inicia una nueva etapa con su regreso de Siberia en 1859. Esta etapa se centra en la preocupación existencial, la meditación sobre el sufrimiento humano y la búsqueda del sentido de la vida. Concibe ahora la religión como la única fuerza capaz de superar las desdichas humanas. De esta etapa son sus Memorias de la casa de los muertos (1860), novela autobiográfica en la que recoge de forma sobrecogedora su experiencia en el penal siberiano, y Humillados y ofendidos (1861), en la se acentúa la temática de la injusticia social mediante el contraste doloroso entre los débiles y una nobleza pervertida. En Memorias del subsuelo (1864), denuncia la soledad del hombre urbano y lo absurdo del intelectualismo materialista.
c) Su etapa cumbre se inicia en 1866, centrada en el conflicto existencial del hombre. Crimen y castigo (1866) es considerada por la mayoría de la crítica como su obra maestra; su protagonista asesina a una vieja usurera, pues cree que actúa correctamente al eliminar a un ser detestable, salvando de esta manera a su familia de la indigencia; pero un permanente estado de excitación y de culpabilidad lo van cercando y poco a poco incluso delatando, hasta que finalmente, acosado por su conciencia, se entrega a la policía y cumple en Siberia su condena. Del mismo año es El jugador, que analizaremos a continuación. Le siguen El idiota (1867), Los endemoniados (1871), El adolescente (1875) y Los hermanos Karamazov (1878-80), su obra más ambiciosa; es la historia de un parricidio, en la que el autor muestra un antiguo remordimiento al haber deseado la muerte de su propio padre, un hombre lujurioso, borrado e inhumano.
Además de sus novelas, Dostoievski también escribió artículos y ensayos.

Análisis de El jugador (1866)

   El jugador  fue escrita en 1866 y publicada en 1867. La novela refleja, por un lado, la propia adicción de Dostoievski al juego de la ruleta, y por otro, la dependencia psicológica que producen las apuestas, y se nos muestra como un testimonio fatalista de la incapacidad del ser humano de controlar sus impulsos, además de otras pasiones personales. Pero El jugador es además una lúcida reflexión sobre el carácter ruso. Alexei, el protagonista, es el preceptor —pobre, noble y honrado— de la familia del general. Está enamorado de su hijastra Polina, pero no se atreve a confesarle sus sentimientos. La catástrofe se produce cuando la tía del general pierde su fortuna en el casino en pocas horas y el general ve alejarse sus esperanzas de heredar, quedando sumido en la desesperación. Alexei cree que consiguiendo dinero va a alcanzar el amor de Polina, y juega compulsivamente a la ruleta; gana una fortuna, pero luego la pierde con la misma indiferencia con que amontona los billetes sobre el verde tapete. Como otros personajes de Dostoievski, Alexei es incapaz de ordenar y controlar sus emociones, que lo encaminan hacia su perdición.
La obra consta de diecisiete capítulos, narrados en primera persona, por lo que estamos ante un narrador protagonista: Alexei cuenta lo que hace, siente y observa a su alrededor. Se trata de una especie de diario, memorias o conjunto de notas que de vez en cuando retoma el protagonista. El jugador tiene un cierto carácter autobiográfico; además, Dostoievski escribió su obra bajo la amenaza del cumplimiento de un plazo para que pagase unas deudas que había contraído con el juego, y apremiado por un contrato firmado con su editor. Pero esta narración es mucho más que un retrato de la pasión por el juego, como pretendía explícitamente el escritor ruso. La obra arroja una penetrante mirada sobre las interioridades del carácter ruso. Así, el general vive por encima de sus posibilidades una engañosa vida de fastos y lujo; la tía, rica e inconsciente, fustiga el comportamiento de su sobrino, pero pierde su fortuna en la ruleta; Alexei siente un profundo complejo de inferioridad y busca en el juego un rápido enriquecimiento para conquistar a Polina. Los tres personajes son profundamente fatalistas y piensan en un golpe de fortuna para salvar sus vidas. Pero finalmente las cosas se tuercen y los tres pierden sus esperanzas de ver realizados sus sueños. Dostoievski no realiza un juicio moral sobre las conductas de sus personajes: solo los describe y los comprende; y, en cierta manera, los justifica porque son como él: nada se puede contra la mala suerte, una filosofía hondamente arraigada en el pueblo ruso.
La obra se desarrolla en Ruletemburgo, una imaginaria ciudad alemana por la que transitan personajes extravagantes en busca de fortuna en sus casinos.
El lenguaje se caracteriza por la sencillez y la sobriedad. Las descripciones de lugares son muy parcas, si bien el autor se decanta por la descripción física y psicológica de los personajes. Abundan las expresiones en francés, lo que denota la gran influencia y prestigio que tenía este idioma entre las clases altas europeas el XIX.

Taller de poemas S.Valentín – 2ºESO (A-B)

Los alumnos de 2º ESO A_B realizaron un Taller de ilustración de poemas para el Día de S. Valentín. Aquí tenéis el resultado.  Espero que os guste.

Presentación 2ºeso S valentin

DESCRIPCIÓN DE UN LUGAR ESPECIAL PARA MÍ. (Por José Ignacio 2º ESO)

En un lugar virginal y escondido en la provincia de Almería, entre pinos y castaños que ciernen sus ramas húmedas sobre el río y que son agitadas dulcemente por el viento creando una danza celestial, se encuentra un puente colgante hecho de troncos unidos con cuerdas entre ellos y a los gigantes arbóreos.

El río cristalino e incorrupto arropa como una madre a su bebé las tierras de su alrededor y parece que les canta una nana milenaria que nunca acaba. Bajo el fluido transparente, se encuentran algas rojas, como la sangre de Cristo, que son agitadas por el río que baja. A la izquierda de los troncos estrangulados y atados a los creadores de oxígeno hay una cascada que cae con la furia de un corcel pura sangra castellano y a la derecha una casa, cuyas paredes guardan un silencio sepulcral.

En todo el paraje paradisiaco se escuchan los cánticos de las aves, que como ángeles, unen sus voces al son de una alegre canción.

Las hojas bañan este lugar con sus formas muertas, creando una belleza solo inigualable a la sonrisa de una madre.

 

CHIRIGOTAS DE CÁDIZ ”VIVA LA PEPI”

 

QUIJOTE INTERACTIVO (BNE)

http://quijote.bne.es/libro.html

Aquí tenéis el tesoro más preciado de mi blog.

Es un regalo que me han hecho y quiero compartirlo con todos vosotros.

Todo lo que queráis saber sobre ”El Quijote” (texto original, música, vídeos, época, etc) entra y compruébalo.

Anteriores Entradas antiguas

febrero 2012
L M X J V S D
« Dic   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829