EL ROMANTICISMO

EL ROMANTICISMO.:

  1. Introducción:

Un movimiento artístico no es ni más ni menos que un sentimiento y una forma de pensar que se traduce a través de las artes (literatura, música, pintura….) y que surge como contraposición de otro que ya esta en decadencia. Es como una moda nueva que se impone a otra.

Además hay que decir que los mov. artísticos están íntimamente ligados a las circunstancias sociales, políticas y ec. del momento en que se producen.

Dicho esto, el Romanticismo representó a finales del s. XVIII una nueva forma de entender la vida y el arte en general. Este movimiento surgió en Alemania con autores como Goethe y se extendió por toda Europa durante el XIX. Su nacimiento va unido a la aparición de los movimientos nacionalistas y liberales que surgieron en contra del Despotismo Ilustrado, que eran encabezados por los sectores más revolucionarios de la sociedad de la época.

También va unido al triunfo de la burguesía y del individualismo. El artista romántico piensa que está favorecido por un don natural que le permite percibir y comunicar a los demás lo que ellos no pueden captar ni expresar. El romántico se abandona a sus emociones ya sean violentas o suaves y mostrará continuamente su desencanto y frustración con la sociedad que lo rodea y de la que solo desea escapar y huir. Su rebeldía y los sueños son una forma de escape. El romántico huye de la realidad hacia otros mundos creados y fabulosos donde se proyectan sus propios sentimientos. Se trata de espacios tormentosos, oscuros, escarpados, misteriosos o exóticos, ambientes sepulcrales, ruinas habitadas por espectros, calles solitarias, ambientes nocturnos…;   alejados en el espacio y en el tiempo.

Se produce, así, un auge de la lírica y de la narrativa fantástica y de terror.

Caminante sobre el mar de nubes (1818) D. Friedrich.

Abadía en el robledal. (1829) D. Friedrich.

  1. LA POESÍA ROMÁNTICA.

Gustavo Adolfo Bécquer es considerado el iniciador de la poesía romántica española. Este poeta sevillano llevó una vida discreta, trabajó como periodista y murió con 34 años. La mayoría de sus poemas fueron publicados de forma póstuma por sus amigos.

Su obra consta de ochenta y seis poemas “Rimas” que se organizan en tres grupos:

Rimas de amor, de la mujer como ideal inalcanzable, de desamor, desengaño, fracaso amoroso… Rimas existenciales. Expresan la angustia provocada por el paso del tiempo, la muerte o la falta de sentido de la vida y rimas metapoéticas en las que se reflexiona sobre el concepto de poesía.

Su lengua poética se caracteriza por la brevedad y su tono intimista; por su estructura reiterativa basada en el empleo de anáforas y paralelismos, por la abundancia de metáforas y símiles basados en elementos de la naturaleza, diálogos y el predomino de la rima asonante.

                                                                                     

RIMA LII

Olas gigantes que os rompéis bramando

en las playas desiertas y remotas,

envuelto entre la sábana de espumas,

¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebatáis

del alto bosque las marchitas hojas,

arrastrado en el ciego torbellino,

¡llevadme con vosotras!

Nube de tempestad que rompe el rayo

y en fuego ornáis las sangrientas orlas,

arrebatado entre la niebla oscura,

¡llevadme con vosotras!.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo

con la razón me arranque la memoria.

¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme

con mi dolor a solas!.

 

Gustavo Adolfo Bécquer

 

Hay dos elementos fundamentales que estructuran el contenido de la composición: la naturaleza y el sentimiento.

El primero es un elemento envolvente y recurrente; un marco escénico apropiado

para el alma romántica. Los elementos olas gigantes, playas desiertas, huracanes,

bosques, hojas marchitas, tempestades, nieblas y rayos constituyen un paisaje

especial, que parece ser reflejo del turbulento paisaje interior de las pasiones y

sentimientos del poeta.

El segundo elemento nos acerca a esta intimidad profunda del poeta, al dolor, la

frustración, la soledad, la memoria de los días felices, es decir, su mundo interior,

que pone de manifiesto la subjetividad y el exacerbado individualismo románticos.

El texto refleja un grito de dolor existencial y una confesión humana. Queda patente

la insatisfacción propia del Romanticismo, la del ser humano y un deseo extremo de

escapar al infinito.

No digáis que, agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista,
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a dó camina,
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!

Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!

RIMA LVI

Hoy como ayer, mañana como hoy,
¡y siempre igual!
Un cielo gris, un horizonte eterno
y andar… andar.
Moviéndose a compás como una estúpida
máquina, el corazón;
la torpe inteligencia del cerebro
dormida en un rincón.

El alma, que ambiciona un paraíso,
buscándole sin fe;
fatiga sin objeto, ola que rueda
ignorando por qué.

Voz que incesante con el mismo tono
canta el mismo cantar;
gota de agua monótona que cae
y cae sin cesar.

Así van deslizándose los días
unos de otros en pos,
hoy lo mismo que ayer… probablemente
mañana como hoy.

¡Ay!, a veces me acuerdo suspirando
del antiguo sufrir…
Amargo es el dolor, pero siquiera
¡padecer es vivir!

BÉCQUER, GUSTAVO ADOLFO

 

 

 

-Rosalía de Castro. Una de las voces principales del Rexurdimiento (poesía en lengua gallega en defensa de la cultura gallega.) En su obra encontramos poemas en castellano: “En las orillas del Sar” obra en la que se acentúan el pesimismo y la subjetividad de la autora.

En gallego: “Cantares gallegos” y “Follas novas” en las que denuncia las injusticias sociales que sufre Galicia y se tratan temas como la soledad, la muerte y el dolor de vivir.

En sus poemas aparecen versos largos (16 y 18 sílabas) con rima asonante, anáforas, repeticiones, y claridad expresiva.

 “Adios, ríos; adios, fontes…”  “Adiós, ríos; adiós, fuentes”
Adios, ríos; adios, fontes;
adios, regatos pequenos;
adios, vista dos meus ollos:
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra donde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que prantei,

prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento,

muíño dos castañares,
noites craras de luar,
campaniñas trimbadoras
da igrexiña do lugar,

amoriñas das silveiras
que eu lle daba ó meu amor,
camiñiños antre o millo,
¡adios, para sempre adios!

¡Adios groria! ¡Adios contento!
¡Deixo a casa onde nacín,
deixo a aldea que conozo
por un mundo que non vin!

Deixo amigos por estraños,
deixo a veiga polo mar,
deixo, en fin, canto ben quero…
¡Quen pudera non deixar!…

Mais son probe e, ¡mal pecado!,
a miña terra n’é miña,
que hastra lle dan de prestado
a beira por que camiña
ó que naceu desdichado.

Téñovos, pois, que deixar,
hortiña que tanto amei,
fogueiriña do meu lar,
arboriños que prantei,
fontiña do cabañar.

Adios, adios, que me vou,
herbiñas do camposanto,
donde meu pai se enterrou,
herbiñas que biquei tanto,
terriña que nos criou.

Adios Virxe da Asunción,
branca como un serafín;
lévovos no corazón:
Pedídelle a Dios por min,
miña Virxe da Asunción.

Xa se oien lonxe, moi lonxe,
as campanas do Pomar;
para min, ¡ai!, coitadiño,
nunca máis han de tocar.

Xa se oien lonxe, máis lonxe
Cada balada é un dolor;
voume soio, sin arrimo…
Miña terra, ¡adios!, ¡adios!

¡Adios tamén, queridiña!…
¡Adios por sempre quizais!…
Dígoche este adios chorando
desde a beiriña do mar.

Non me olvides, queridiña,
si morro de soidás…
tantas légoas mar adentro…
¡Miña casiña!, ¡meu lar!

Adiós, ríos; adiós, fuentes
adiós, arroyos pequeños;
adiós, vista de mis ojos:
no sé cuando nos veremos.
1

Tierra mía, tierra mía,
tierra donde me crié,
huertita que quiero tanto,
higueritas que planté,prados, ríos, arboledas,
pinares que mueve el viento,
pajaritos piadores,
casita de mi contento,

molino de los castañares,
noches claras de luar (luna llena)
campanitas *timbradoras,
de la iglesia del lugar;

moritas de las zarzamoras
que yo le daba a mi amor,
caminitos entre el mijo
¡adiós, para siempre adiós!

¡Adiós gloria! ¡Adiós contento!
¡dejo la casa en que nací,
¡dejo la aldea que conozco,
por un mundo que no vi!

Dejo amigos por extraños,
dejo, la tierra por el mar,
dejo, en fin, cuanto bien quiero…
¡Quién pudiera no dejarlo!…

Más soy pobre, y ¡mal pecado!
mi tierra no es mía,
que hasta le dan de prestado,
la orilla por donde camina,
al que nació desdichado.

Os tengo, pues, que dejar,
huertita que tanto amé,
hoguerita de mi hogar,
arbolitos que planté,
fuentecita del cabañal.

Adiós, adiós, que me voy,
hierbecitas del camposanto,
donde mi padre fue enterado,
hierbecitas que besé tanto,
tierra que nos crió.

Adiós, Virgen de la Asunción,
blanca como un serafín;
os llevo en el corazón;
pedidle a Dios por mí,
Virgen mía de la Asunción.

Ya se oyen lejos, muy lejos,
las campanas de O Pomar,
para mi, ¡ay!, pobrecito,
nunca más han de tocar.

Ya se oyen lejos, más lejos…
cada redoble es un dolor;
me voy solo, sin cariño…
Tierra mía, ¡adiós! ¡adiós!

¡Adiós también, queridita…!
¡Adiós por siempre quizás…!
Te digo este adiós llorando
desde la orillita del mar.

No me olvides, queridita,
si muero de soledad…
tantas leguas mar adentro…
¡Mi casita!, ¡mi hogar!

JOSÉ DE ESPRONCEDA. (1808-1842)

Empujada por el viento, la nave pirata avanza majestuosa sobre el mar iluminado por la luna. Su capitán se siente orgulloso de su libertad y del navío con que la defiende, y a éste dirige su canción.De este modo se imaginó José de Espronceda a sí mismo y al hombre libre del Romanticismo: con la libertad del pirata, sin más patria que el mar, no sometido a gobiernos ni limitado por fronteras, sin más leyes que la fuerza del enemigo vencedor y la del viento que impulsa su barco.

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Estambul.

“Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.” […]

Espronceda escribió , en su extenso poema narrativo, “El estudiante de Salamanca” una recreación del mito de Don Juan saturada de elementos fantasmagóricos y terroríficos. (pág. 25)

Otros textos: Mary W. Shelley , creó uno Frankestein, uno de los mitos más conocidos de la lit. de terror. E

LA LENGUA Y SUS VARIEDADES. 1ºBACH.

LA LENGUA Y SUS VARIEDADES:

Aunque los hablantes de una lengua comparten un mismo código, existen circunstancias de tipo geográfico, social o funcional que conllevan distintos usos de la misma.

  1. VARIEDADES GEOGRÁFICAS O DIATÓPICAS: Están determinadas por las características que adopta una lengua en un lugar determinado. Con respecto a las variedades del español, se distinguen tres grupos:

1.1 Variedades históricas: Son el Asturleonés y Navarroaragonés. Proceden de la escisión del latín en la Edad Media.

1.2 Variedades meridionales: Se deben a la evolución del castellano en determinadas zonas de España. Son el andaluz, el canario, el extremeño y el murciano.

1.3 El español de América. Es la variedad del castellano que se habla en la mayoría de los países hispanoamericanos. Presenta una gran variedad y heterogeneidad pues hay que tener en cuenta que cuando el castellano llegó a América en 1492, entró en contacto con el sustrato de las lenguas indígenas y ha ido evolucionando. Además el castellano que llegó al nuevo continente era el mayormente andaluz, pues muchos de los repobladores procedían de esta comunidad.

  1. 2. VARIEDADES SOCIALES O DIASTRÁTICAS. Vienen determinadas por el contexto sociocultural de los hablantes que está determinado por diferentes factores como: edad, hábitat, profesión, nivel sociocultural o el sexo.

Hablamos entonces de niveles de la lengua: nivel culto, nivel medio o coloquial , nivel vulgar y jergas.

El nivel culto es que emplean personas con un alto conocimiento de la lengua y emplean todos sus recursos. Se caracteriza por la estabilidad, la precisión y el respeto a las normas ortográficas, fonéticas, sintácticas…. Es más propio de la lengua escrita y produce en ámbitos concretos como el académico o el literario.

Se caracteriza, entre otras cosas, por la cohesión del texto (uso de sinónimos, deixis, repeticiones….,) empleo de cultismos, rigor sintáctico, precisión y la propiedad en el vocabulario.

El nivel medio o coloquial es el empleado por la mayoría de los hablantes que lo usan de forma natural y espontánea en su vida cotidiana.   Más propio de la lengua oral y se caracteriza por su dinamismo, economía de recursos y la expresividad como podemos ver en el uso de muletillas, exclamaciones retóricas, léxico impreciso, anacolutos, diminutivos, sintaxis imprecisa….

El nivel vulgar se reconoce fácilmente por la pobreza léxica, la falta de precisión, las incorrecciones (ver pág. 23), pérdida de consonantes, vulgarismos, apodos…. Uso de palabras o construcciones inadmisibles.

Las Jergas. Son un uso especial del lenguaje relacionado con grupos cerrados (profesiones, deportes, habla de los jóvenes, tribus urbanas, prisiones…)

La Variedad común y norma. Representa el uso correcto de una lengua dentro de una comunidad , debe ser neutra y no estar muy marcada por las características de otras modalidades. En el caso del español, instituciones como la Real Academia o la FUNDEU determinan el uso correcto de la lengua y lo fijan por medio de gramáticas y diccionarios.

  1. VARIEDADES FUNCIONALES O DIAFÁSICAS: También se conocen como registros lingüísticos dependen del uso concreto de la lengua que hace el hablante en una situación determinada. Se pueden establecer dos niveles: formal y coloquial o informal.

El registro formal se emplea tanto a nivel oral como escrito y se caracteriza por el uso de construcciones sintácticas complejas y léxico muy preciso (ej. Discurso de Miguel Delibes pàg. 24.) , mientras que el coloquial se utiliza en ámbitos familiares y se caracteriza por su espontaneidad, imprecisión en el vocabulario, en la sintaxis y una gran expresividad (interrogaciones-exclamaciones retóticas, refranes,frases hechas, muletillas y palabras comodín, uso del “que” enunciativo: Es que……

Es el habla tal como brota, natural y espontáneamente en la conversación diaria a diferencia de las manifestaciones lingüísticas conscientemente formuladas, preparadas y corregidas. (ej. Frag. “Cinco horas con Mario” pág. 24)

Actividades.

-Pág. 24 (6)

– Pág. 25 (8, 9,11)

-Pág. 26 (13, 14,19)

-Pag. 27 (1,2,3,4,5,6)

-Pág. 29 (10)

octubre 2016
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31