KAFKA: LA METAMORFOSIS. (Resumen de Literatura Universal. PAU. Ed. Algaida.)

KAFKA: LA METAMORFOSIS.

 

 

Introducción:

Franz Kafka (1883-1924), escritor judío de lengua alemana y técnico en seguridad laboral, nació en Praga, entonces capital del Reino de Bohemia. Pocos autores han conseguido como él identificar su propia vida y su obra con toda la historia y la realidad de una ciudad, en la que escribió su obra.  El estallido de la 1ªG. Mundial; su condición judía, el entorno filosófico (nihilismo) y el contexto histórico (cubismo) influyeron notablemente en su obra.

A lo largo de su breve vida escribió 3 novela, vario relatos, 24 cuentos y mantuvo una abundante correspondencia epistolar, además  de un diario con abundantes anotaciones y obras inéditas.

“La metamorfosis” (1912) trata la transformación de un hombre en insecto, de su pérdida de identidad y de su progresiva animalización, hasta convertirse en un parásito con respecto a sus seres más queridos. En ella el tema de la “bestia” ocupa el primer plano y su protagonista; Gregor Samsa, inmerso en un mundo que no comprende, sumido en la más absoluta incomunicación y arrastrado inexorablemente a la muerte, va tomando conciencia de su ser verdadero mientras el lector, golpeado por la creciente  desgracia dolorosa de Gregor, se interroga por su propia vida y sus sucesivas metamorfosis y asiste a una alucinante descripción del hondo horror metafísico que su metamorfosis sin retorno conlleva por medio de la torturante expresividad de la prosa de Kafka.  En este relato lo absurdo prevalece sobre la lógica de la vida cotidiana.

Esta obra retrata perfectamente “el hombre kafkiano” un ser que a pesar de la esperanza de recuperar su antigua vida y de adaptarse a su nuevo estado ante un escenario opresor se halla condenado al silencio, a la soledad y a la insignificancia.

 

  1. 1.    EL AUTOR Y SU ÉPOCA.

 

1.1 El autor.

Frank Kafka (1883-1924) es uno de los escritores fundamentales del s. XX.

La difícil relación con su padre, autoritario  y envolvente, marcó toda su vida. Fue una persona embargada por la inseguridad y el aislamiento progresivo, que en su edad adulta expresó en sus relatos protagonizados por personajes excéntricos.

Perteneció a una familia judía acomodada que se había asimilado a la burguesía alemana. Era el mayor de 6 hermanos, que fallecieron siendo pequeños. Criticó duramente a su padre por  no haber crecido en un terreno firme que pisar. Estudió Hª del Arte pero trabajó como empleado de duna compañía de seguros, que aunque no le gustaba; sin embargo le permitía dedicarse  a su vocación literaria. Fue un inadaptado. Antes de morir ordenó que toda su obra fuera destruida, pero su amigo Max Brod no cumplió sus deseos y legó a publicar incluso sus cartas y diarios.

.Su carácter inseguro, atormentado y complejo le trajo muchos problemas con las mujeres.

En 1923 se trasladó a Berlín para distanciarse de su familia y allí se reunió con la joven judía Dora Diamant, que se convirtió en su compañera. Murió en 1924 en Viena donde estaba siendo tratado de tuberculosis.

Hablaba checo, alemán y francés y entre sus autores favoritos estaban Flauvert, Dickens, Cervantes, Dostoiesvki y Goethe.

 

En la actualidad su influencia es innegable en numerosos autores de todas las lenguas.

1.2 Contexto histórico-literario:

Durante su vida ocurrieron sucesos de enorme trascendencia en Europa que marcaron toda una época:

La Revolución Rusa, la Primera Guerra Mundial (1914-1916) que enfrentó a las potencias mundiales.

Con la sociedad industrializada se desarrollan las grandes industrias, los sindicatos de trabajadores y un periodo de bonanza conocido como “los felices años veinte” que no durarán más de una década.

El progreso técnico se dispara: la telefonía sin hilos, el automóvil, primeras investigaciones sobre el átomo, la electricidad…la interpretación de los sueños de Freud, la relatividad de Einstein… pese a todo el progreso despersonalizado no traerá la felicidad al hombre contemporáneo, desencantado y escéptico.

La crisis del racionalismo llevará entender al hombre como un ser eminentemente espiritual. La inteligencia humana se mueve por impulsos emocionales: el vitalismo de Nietzsche, el psicoanálisis de Freud o el existencialismo desbordan el pensamiento filosófico.

Todo esto se refleja en el arte y en las nuevas corrientes artísticas, desde el impresionismo, expresionismo,  cubismo y surrealismo  que se suceden en esta época.

Praga, ciudad natal de Kafka, es en este momento capital en permanente ebullición cultural. Ciudad mestiza, crisol de culturas.

Kafka comparte con el Expresionismos muchas de sus características como:

El irracionalismo en la expresión (la distorsión de la sintaxis, revolución de los procedimientos metafóricos), la visión subjetiva de la realidad y pesimista del ser humano, los temas y personajes alucinados y la crisis íntima, espiritual o sicológica que sufren, nombrar a los personajes como entes abstractos o números, el deseo de producir una fuerte impresión en el público y predilección por lo caótico, feo, negativo o catastrófico, la técnica deformadora que reduce a caricatura la realidad, hasta mostrar la hipocresía y la crueldad de ésta.

El expresionismo es un intento de objetivar la realidad presente en el esperpento deformador de Valle-Inclán, en “La metamorfosis” de Kafka, o en los protagonistas afectados por la angustia y la soledad en un entorno tenebrosos de las obras de Herman  Hesse o Thomas Mann. La propia Metamorfosis es un símbolo, una manera de expresar la experiencia interior de soledad, de aislamiento, de angustia del hombre contemporáneo.

La renovación de la narrativa de Kafka atañe sobre todo a los contenidos: con su obra la literatura incorpora nuevas tendencias donde el símbolo, la fantasía y el absurdo son los elementos centrales.

 

  1. LA OBRA Y SU CONTEXTO:

Este relato, “La metamorfosis” fue publicado primero en una revista en 1915 y luego en formato libro junto con “La condena” y “el fogonero”

A pesar de su brevedad, esta obra posee todas las claves literarias del autor:

–       Los temas: la pérdida de identidad del ser humano, perdido en un mundo sin explicación, y la soledad, la angustia y desaliento que eso comporta. Las relaciones difíciles entre padres e hijos, la melancolía, el autoritarismo, la deshumanización, la imposibilidad de realizarse como ser individual en una sociedad gobernada por el azar, la relación del hombre con un poder absurdo o la falta de explicación lógica en el destino de una persona, la frustración, la visión de la vida como un absurdo y el pesimismo. Gregor Samsa, el protagonista de la novela al despertar de un agitado sueño, se encuentra transformado en un monstruoso insecto, y conforme avanza el relato se va animalizando, va perdiendo progresivamente su condición humana. Asistimos a un proceso de extrañamiento y alienación del personaje, que además vive determinado por unas obligaciones hacia su familia y hacia la empresa para la que trabaja. Su figura se corresponde con la del individuo impotente ante una instancia superior.

–       El protagonista perdido, abandonado y acorralado por las circunstancias que no domina, sin posibilidad de reaccionar que se enfrenta a un mundo complejo y absurdo, que se basa en reglas desconocidas que no llega a comprender.

–       La acción es escasa y gira casi exclusivamente en torno al personaje, nos sitúa frente el absurdo  con la impresión de una envolvente pesadilla.

–       El carácter simbólico que adquiere lo absurdo cuando falta la explicación lógica en  la vida y en el destino de la persona. La transformación de una persona en escarabajo tiene un gran poder sugestivo cuando el cambio es asumido por la familia con aparente tranquilidad.

–       En cuanto al estilo emplea la frase corta y seca, concisa y precisa, fría y tajante, sin adornos pero con adjetivos de gran fuerza expresiva.

 

La obra narra la historia de Gregor Samsa, un comerciante de telas que vive con su familia a la que mantiene con su trabajo y que un día amanece convertido en una especie de escarabajo gigante. A partir de aquí la novela relata el camino que sigue el protagonista desde que toma conciencia de su estado hasta su muerte. Kafka nos va presentando, además de los pensamientos del hombre-insecto, las reacciones de su familia.

El relato es impresionante ya que muestra los hechos con tal cercanía que nos vemos implicados en esa realidad, asumimos la perspectiva del escarabajo y su estado de ánimo.

El escarabajo es un símbolo del absurdo de la existencia humana, aunque se le han dado numerosas interpretaciones., como una alegoría de la actitud ante la enfermedad grave e irreversible y de cómo a pesar de todo, la vida continúa. Otra interpretación es que la obra plasma el egoísmo humano, el bienestar propio frente al de los demás.  (la familia y gregor.)

-En cuanto a los personajes, son entidades simbólicas, parábolas sorprendentes que representan al hombre contemporáneo con sus dudas y sus tragedias. La metamorfosis del protagonista motiva que los m de su familia también cambien.

Gregor Samsa. Es el protagonista, un joven que trabaja para mantener a su familia, en un trabajo impuesto, que no le gusta, para pagar las deudas de su padre. Desde el principio carga con las culpas de los demás, tiene asumida esta responsabilidad y sacrifica su vida por el bienestar de su familia.

El padre. Es un hombre severo, retirado del trabajo. Detesta en lo que se ha convertido su hijo, es la figura dominante frente a la madre y la hermana. Al principio reacciona mandando llamar al médico y al cerrajero para ayudar al hijo,  pero después los despide y obliga a Gregor a permanecer dentro de la habitación.

La madre. Débil, vulnerable, sumisa y enferma. Quiere a su hijo, pero le da miedo su nueva forma. Quiere que se quede, le habla con ternura nunca lo trata mal , pero no se implica en su cuidado ni su alimentación.

La hermana: Es vitalista, primero ayuda a Gregor y después se pasa al bando del  padre. Se responsabiliza del cuidado de Gregor, entra en el cuarto, aunque con asco.

El jefe (el apoderado) . Impertinente y arrogante.  El hombre para el que trabaja para pagar las deudas de su padre, que se presenta en su casa para pedirle explicaciones de porqué no ha ido al trabajo.

 

Los espacios en los que se desarrolla la obra  son el comedor y la habitación de Gregor.

 

En cuanto a la producción literaria de Kafka destacaremos  “Las investigaciones de un perro” “El pueblo de los ratones” sobre el tema de la bestia.  “El proceso”, “El castillo” con el tema de la búsqueda, la “muralla china” , “La colonia penitenciaria” sobre lo inacabado, la relación del hombre con un poder absurdo que lo juzga y ejecuta de un modo bárbaro e inhumano.

Además de casi un centenar de relatos, diarios y cartas escritas a Felice, Milena y su “Carta al padre” de carácter casi autobiográfico y un riguroso ajuste de cuentas con su autoritario e incomprensivo padre.

Tras “La metaforfosis”, su siguiente obra es “El proceso” (1929), angustiosa novela en la que Joseph K. Se ve procesado sin llegar a saber nunca por qué, perdido en un laberinto de leyes y procedimientos enigmáticos, lo que no impide que sea condenado y ejecutado sin enfrentarse siquiera al invisible tribunal que lo ha juzgado. Fue llevada l cine por Orson Wells en 1962. No menos inquietante es “El castillo” (1926) en la que un agricultor llamado también K. Ha llegado a trabajar como agrimensor  a un castillo. Oscura, surrealista, trata sobre la alienación, la burocracia y la frustación de los intentos de un hombre de oponerse al sistema. Al final K. Muere sin ser reconocido por las autoridades que gobiernan el castillo.

“Las preocupaciones de un padre de familia” es un cuento corto en el que el protagonista es una pequeña criatura con forma  de huso y hecho de pedazos de hilo cortados, anudados y entreverados.

El mundo metafórico de Kafka facilita muchas interpretaciones del sentido de sus obras, desde lo absurdo de la condición humana hasta la denuncia de la burocracia totalitaria, pasando por el subconsciente psicoanalítico y la culpa judeo cristiana.

 

  1. EL TEMA DE LA OBRA.

3.1. Motivos literarios:

Pese a su brevedad,  es una novela tan densa que contiene múltiples tema:

-La angustia: el ser humano abocado a la uerte y nada puede impedirlo, su vida es un sinsentido. La enajenación del individuo.

-La pérdida de la identidad.

-La incomunicación y la soledad.

-La culpa: este sentimiento era una de las mayores preocupaciones de Kafka, tal vez por su origen judío. Para los judíos el pecado original hace a todos los hombres culpables ante Dios. Este sentimiento invade a Gregor. Tiene que saldar la deuda-culpa de su padre y su culpa moral  también es inevitable.

-El conflicto entre individuo y sociedad. El hombre debe adaptarse a la organización social, que amenaza la libertad del ser humano individual, el poder, la sumisión y la humillación.

-La angustia, el miedo y la incertidumbre.  Para cada uno de estos estados descubre un objeto, animal, humor o frase concretos que dan cuerpo a la vaguedad de lo abstracto. En la ciudad, el ruido es un silencio que se llama soledad.

-La verdad del sueño/ verdad real.

– La animalización del hombre.

-La metamorfosis como motor del relato forma parte de la trdición desde la mitología clásica.

-El absurdo. El sinsentido vital. Habrá veces en que el protagonista acabe sintiéndose culpable, y lo absurdo es que no hay motivos. La existencia humana es absurda. El bicho es símbolo del absurdo de la existencia humana.

3.2. Resumen del argumento. …..

3.3.Estructura.

Los principales ejes vertebradores del relato son dos: por un lado los sucesivos intentos de acercamiento de gregor al seno familiar y el proceso de metamorfosis que no afecta sólo a la apariencia física del protagonista, sino también a su familia.

Está dividida en tres partes o capítulos, cada uno de ellos cuenta una salida de Gregor de su cuarte y el accidentado retorno a la habitación que le sirve de madriguera.

1ª parte. Momento de la transformación de gregor y termina cuando el padre consigue meterlo en su habitación y padece por primera vez las heridas en su nuevo cuerpo.

2ª parte. El hombre-insecto. Reacción de la familia. Comienza horas después del incidente con el apoderado y se centra en la vida cotidiana de Gregor. Finaliza igual que la anterior. El padre lo mete de nuevo en la habitación. Esta vez las heridas se producen por una manzana que se incrusta en su caparazón y que lo hiere gravemente. Se producen diferentes reacciones en su familia. Toda la injusticia y el egoísmo de los demás los carga sobre sí mismo. Su complejo de inferioridad  llega a la negación de su persona y la subordinación patológica  a su padre. La autoridad paternal es injusta, pues Gregor no ha hecho nada malo para merecerla.

3ª parte: el monstruo: la degradación y muerte del protagonista, es su declive. Sale de su cuarto al oír a su hermana tocar el violín en presencia de unos huéspedes a los que han alquilado un apartamento. Esta vez las heridas son producidas por las duras palabras  de su hermana “tenemos que quitárnoslo de encima”, y son las que o rematan y aceleran su muerte.

Su hermana era su última esperanza, de modo que se retira torpemente hacia la habitación y se acoge a la muerte.

3.4 Relación con otras obras del autor.

El comienzo de “El proceso “ y “La metamorfosis” es innegable. Las dos introducen de forma abrupta el suceso fundamental de sus relatos: la detención que conducirá al proceso y la mutación de Gregor. Ambas presentan una situación desconcertante: la metamorfosis de un ser humano en insecto y la detención inmotivada de otro.

En su relato “Preparativos para una boda en el campo” aparece la figura de un escarabajo encarnando a un ser humano, contando sus condiciones de trabajo.

Igualmente en “La condena” existe también una base autobiográfica. La estatura y rasgos físicos del padre se reflejan en “La condena”, el conflicto generacional entre padre e hijo. En su historia  aparecen hombres, ”Un informe para una academia” un ser que tiene algo de humano y algo de animal, como en la metamorfosis, y un chimpancé que se quiere convertir en hombre y se esfuerza hasta el extremo para aprender.

En “La carta al padre” la discrepancia principal era su modo de entender la vida y lo que deseaban alcanzar en ella. El afán de bienestar social y económico del padre se oponía  a la vocación literaria del hijo.

 

  1. LA FORMA DE LA OBRA.

4.1 La técnica narrativa.

-Primera parte, momento de la transformación de Gregor. El despertar. La visita del apoderado. La salida de la habitación.

-Segunda parte: La reacción de la familia. La nueva situación, los problemas de gregor y de su familia  y un gesto de rebeldía para que no le quiten sus muebles.

-Tercera parte: Degradación y muerte del protagonista. Indiferencia de la familia, animadversión, liberación de la familia tras la muerte de Gregor, que vuelven a ser felices y sólo piensan en el brillante futuro de la hija.

4.2 El narrador:

El narrador es omnisciente, renuncia en todo momento a identificarse con los personajes, no intenta entender sus actos. Emplea el estilo indirecto libre produciéndose así una confluencia de voces entre el narrador  y su personaje.

4.3 El espacio. Es muy reducido. El protagonista se aísla en su habitación, que también se va transformando conforme avanza el relato convirtiéndose así en un lugar sucio, de pesadilla, asfixiante.

El comedor donde la familia como y hablan de los acontecimientos por los que pasa la familia y sus problemas económicos.

4.4 El tiempo:

Los dos primeros capítulos y parte del tercero transcurren en los meses de finales de otoño y comienzos de la primavera.

El primer capítulo se limita a una mañana otoñal. Desde el amanecer hasta el momento de la visita del encargado.

El segundo abarca unos meses ( en un momento se nos habla de los “primeros quince días” o del “transcurso de aquellos meses”.)

El comienzo del relato coincide con una mañana gris de lluvia y el final del relato coincide con un tiempo luminoso y soleado de principios de la primavera. El simbolismo es evidente: la metamorfosis de Gregor marca una época de oscuridad, de muerte, de negación de la vida y ,en contraste, la muerte de Gregor señala la liberación de la angustia y el nacimiento de una nueva vida.

4.5 Personajes.

4.6 Género literario:

Se trata de un testo narrativo breve, considerado relato o novela corta. Es una alegoría y simboliza la angustia del hombre enfrentado al absurdo, a un mundo angustioso y oscuro que parece sacado de una pesadilla. La historia es una parábola: el hombre es como un muñeco que busca sobrevivir, pero se encentra en un mundo extraño lleno de obstáculos. Es un relato realista fantástico, con rasgos surrealistas y expresionistas. Da entrada a lo imaginativo, lo irracional y lo onírico.

Algunos críticos afirman que dentro de la novela realista tiene también un carácter autobiográfico, pues coincide con las malas relaciones con su padre, el agobio de no poder trabajar en lo que realmente le gustaba, y representar un drama familiar.

Cabe señalar la descripción, como la modalidad narrativa predominante, para situar la acción en un marco espacio- temporal y para presentar espacios y objetos con valores simbólicos o para caracterizar a los personajes. Lo mismo ocurre con el diálogo, que descubre los caracteres de los personajes a través de sus palabras.

 

4.7 Estilo y recursos literarios.

Kafka emplea una prosa sobria de frase corta y seca  sin adornos pero en la que los adjetivos tienen una gran fuerza expresiva. A veces aparece un vocabulario próximo al mundo legal (relacionado con sus estudios de Derecho)

En cuanto a la sintaxis está llena de frases subordinadas, conjunciones y partículas cuya función es la de relativizar, ampliar o explicar hasta el límite lo dicho anteriormente. Esto obliga al lector a prestar mucha atención a lo que está leyendo, las oraciones complejas y compuestas indican el modo en el que Kafka pensaba y la complicada existencia de Gregor.

La adjetivación empleada (monograma dorado, larga levita, cólera incontenible, poderoso obstáculo…) inciden en la fuerza del sustantivo.

Metáforas, elipsis, antítesis y diálogo para ontraponer y hundirse en el desacuerdo.

Mezcla de lo cotidiano diario con lo extraordinario y fantástico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apuntes sobre el Romanticismo.

El Romanticismo.

El Romanticismo no es sólo un sinónimo de tristeza, sentimentalismo o enamoramiento. Es sobre todo un movimiento cultural, literario y artístico que surge en Europa (Inglaterra y Alemania) a finales del s. XVIII y comienzos del XIX y que se extendió incluso a América latina.

Este movimiento aspiró a representar el arte por el arte y tuvo, aunque no lo parezca, importantes acentos políticos  que jugaron un papel fundamental en la sociedad de su época.

Surgió de la mano de las revoluciones europeas y terminó con el comienzo de la Iª Guerra Mundial. Al comienzo acogió a todas las ideas las ideas revolucionarias (Rev. Industrial, revolucionarios fugitivos perseguidos, gentes que se sentían héroes, bandidos…) En sus primeras manifestaciones vuelven la mirada a la E. Media (lo gótico, paisajes perdidos, castillos, nobles y damas…). Algunos poetas cantan a la Naturaleza.

Como muchos románticos preceden de pueblos vejados por el afán de crecimiento del capitalismo (escoceses, galeses, irlandeses), se sienten individuos inadaptados, alejados de sus tradiciones, desarraigados, mendigos, vagabundos, aventureros que cantan a sus pueblos, sus parroquias, al riachuelo en una humilde aldea, el sonido de un viejo y olvidado campanario: (Todos estos son motivos románticos).

Violencia, impetuosidad, el tormento al vivir en el mundo que no ofrece respuestas, ni oportunidades pero un individuo que desea vivir por lo auténtico.

Melancolía que llega a la desesperación, deseo de soledad, desprecio por lo social y colectivo y clamor por la marca de la individualidad.

Opinión hostil contra la opinión general, establecida por las normas y los convencionalismos, los prejuicios morales y reivindicación por una libertad ilimitada, que llega a justificar hechos como el suicidio, el hurto, las relaciones extramatrimoniales y la infidelidad dentro del matrimonio.

Modernizar las modas, y costumbres (recuerda a Werther.)

Todas estas actitudes llevan al tópico de “el mal de siglo”. Muchos de los grandes maestros del Romanticismo terminaron sus días con el suicidio o fueron víctimas de muertes absurdas, buscadas, muchas veces, por su temerario atrevimiento. Recordemos a Larra, Lord Byron y otros.

En España esté movimiento está relacionado con el ascenso de la burguesía (1808-1836), El enfrentamiento y persecución de los jóvenes intelectuales que atacan a la monarquía y al movimiento absolutista (Duque de Rivas, Larra, Espronceda…) En todos los aspectos de la vida: arte, pintura, música, filosofía. El Romanticismo es la defensa del sentimiento y la imaginación,( frente a la Razón, al análisis y a la especulación), para explicar la totalidad del yo.

Se identifica con la juventud. Muchos mueren prematuramente (aunque sea por propia voluntad, sintiéndose dueños de sí mismos y rebelándose contra la voluntad de Dios).

Su temperamento nervioso, sensible, inestable, intrépido. Originales en su forma de vida (vestimenta, relaciones sociales,  en sus opiniones a cerca del  amor, al matrimonio, muerte…

Llaman a sus contemporáneos  “retrasados en sus principios morales”, “filisteos”, “fariseos”,”burgueses” en un tono crítico antiburgués.

Victor Hugo “Nuestra Señora de París”, A. Dumas “Los tres Mosqueteros” Goethe “Werther”. ……..

En cuanto a la música: Desde Bethoven, Shubert o Rossini (1ª etapa del Rom anticismo) pasando por Chopin, Mendelson, Verdi, hasta llegar a Puccini con su “Madame Buterfly” todos se sienten atraídos por la Edad Media y las leyendas del Norte.

( Goethe habla del poeta OSSIAN: La leyenda lo recuerda como un poeta irlandés. El mito dice que su madre fue convertida en cierva por un druida cuando trataba de huir de su perseguidor).

La expresión de la subjetividad. La claridad frente a la oscuridad, la expresión de los sentimientos personales, la exaltación de la sensibilidad, la originalidad y la vuelta a lo tradicional, son características de la música en esta época.

La Revolución Francesa enseñó al hombre el sentido de la palabra “libertad” y condujo al nacimiento de una nueva clase social: la burguesía en la cual y, contra la cual va a desarrollarse el movimiento romántico.

Romper con los mecenazgos llevó a los artistas a ser libres a buscarse la vida con su trabajo, a mostrar su obra al mundo.

El piano de cola es el instrumento romántico por excelencia de los salones, se impuso como el instrumento de moda y el mejor acompañamiento para música y voz.

El romántico es un artista impetuoso, insatisfecho, que busca su libertad, choca con su mundo en la búsqueda de su individualismo,. Intérpretes virtuosos. Genios. Creadores).

La evasión  termina en la locura o en el suicidio.

Shopenhauer decía que había que anular la voluntad de vivir para conseguir un poco de paz en la vida en conflicto siempre, pero el precio era muy elevado: la muerte. Otro tipo de evasión: la locura (recordemos al “loco” que recogía flores para su amada en Werther). El sentimiento hacia la Naturaleza es un reflejo de su mundo interior, de su estado de ánimo. Sus pasiones se reflejan en la Naturaleza, que tomaba el aspecto de su estado psicológico. (grutas, lugares abandonados, ruinas, atracción por las sombras, mares turbulentos,…son sus espacios favoritos)

Liberarse del corsé que supone la forma fija que son las Sinfonías y que no permiten al compositor dar rienda suelta a su fantasía. De ahí que surja la llamada “música programática”, el poema sinfónico, que se inspira en elementos poéticos y descriptivos.

El piano. Formas musicales pianísticas.: los nocturnos (íntimos y sentimentales), las polonesas ( que mueven el espíritu guerrero y rebelde), las baladas ( melancólicas) y las sonatas, muy libres, las variaciones , hasta llegar a las óperas, la máxima expresión de los sentimientos  desde los más grandes hasta los más miserables.  El “Lied”: canción alemana combina piano y canción.

Resumen “La música en el Romanticismo: Muy interesante.

http://www.google.es/search?hl=es&site=&q=la+musica+en+el+romanticismo&oq=la+musica+en+el+romanticismo&aq=f&aqi=g1g-v3&aql=&gs_sm=3&gs_upl=6047l18689l0l19022l30l30l1l13l14l1l1063l3056l4.9.2.7-1l16l0

El llamado “mal del siglo” es una expresión atribuida al poeta Chateaubriand y alude al tópico literario para referirse a la crisis de valores y creencias que se desencadenó en Europa en el s. XIX. Es un concepto romántico.

EL JUGADOR Y LA OBRA LITERARIA DE DOSTOIEVSKI

EL JUGADOR Y LA OBRA LITERARIA DE DOSTOIEVSKI

La producción novelística de Dostoievski es muy amplia, intensa y completa. Se le ha considerado el creador de la novela social rusa, por los ambientes miserables y sórdidos que refleja. Como rasgos fundamentales de sus novelas destacamos el profundo análisis psicológico de sus personajes, unos seres torturados por la culpa, la conciencia o el destino; sus novelas plantean siempre dilemas morales y una intensa preocupación por los problemas religiosos y existenciales. El conjunto de experiencias vitales, unido a sus extraordinarias dotes de observación, dará lugar a que Dostoievski sea un novelista con una capacidad portentosa para retratar a seres atormentados. Su producción novelística puede dividirse en tres etapas:
a) La primera etapa abarcaría desde sus inicios literarios hasta su deportación en 1849. Dominada por la temática social, se inicia con Pobres gentes (1846), novela epistolar donde ya se advierte ese interés del autor por el dolor humano y su amor por los humildes. En esta etapa también escribe cuentos y novelas cortas como El doble o Nochas blancas.
b) Tras un largo paréntesis, se inicia una nueva etapa con su regreso de Siberia en 1859. Esta etapa se centra en la preocupación existencial, la meditación sobre el sufrimiento humano y la búsqueda del sentido de la vida. Concibe ahora la religión como la única fuerza capaz de superar las desdichas humanas. De esta etapa son sus Memorias de la casa de los muertos (1860), novela autobiográfica en la que recoge de forma sobrecogedora su experiencia en el penal siberiano, y Humillados y ofendidos (1861), en la se acentúa la temática de la injusticia social mediante el contraste doloroso entre los débiles y una nobleza pervertida. En Memorias del subsuelo (1864), denuncia la soledad del hombre urbano y lo absurdo del intelectualismo materialista.
c) Su etapa cumbre se inicia en 1866, centrada en el conflicto existencial del hombre. Crimen y castigo (1866) es considerada por la mayoría de la crítica como su obra maestra; su protagonista asesina a una vieja usurera, pues cree que actúa correctamente al eliminar a un ser detestable, salvando de esta manera a su familia de la indigencia; pero un permanente estado de excitación y de culpabilidad lo van cercando y poco a poco incluso delatando, hasta que finalmente, acosado por su conciencia, se entrega a la policía y cumple en Siberia su condena. Del mismo año es El jugador, que analizaremos a continuación. Le siguen El idiota (1867), Los endemoniados (1871), El adolescente (1875) y Los hermanos Karamazov (1878-80), su obra más ambiciosa; es la historia de un parricidio, en la que el autor muestra un antiguo remordimiento al haber deseado la muerte de su propio padre, un hombre lujurioso, borrado e inhumano.
Además de sus novelas, Dostoievski también escribió artículos y ensayos.

Análisis de El jugador (1866)

   El jugador  fue escrita en 1866 y publicada en 1867. La novela refleja, por un lado, la propia adicción de Dostoievski al juego de la ruleta, y por otro, la dependencia psicológica que producen las apuestas, y se nos muestra como un testimonio fatalista de la incapacidad del ser humano de controlar sus impulsos, además de otras pasiones personales. Pero El jugador es además una lúcida reflexión sobre el carácter ruso. Alexei, el protagonista, es el preceptor —pobre, noble y honrado— de la familia del general. Está enamorado de su hijastra Polina, pero no se atreve a confesarle sus sentimientos. La catástrofe se produce cuando la tía del general pierde su fortuna en el casino en pocas horas y el general ve alejarse sus esperanzas de heredar, quedando sumido en la desesperación. Alexei cree que consiguiendo dinero va a alcanzar el amor de Polina, y juega compulsivamente a la ruleta; gana una fortuna, pero luego la pierde con la misma indiferencia con que amontona los billetes sobre el verde tapete. Como otros personajes de Dostoievski, Alexei es incapaz de ordenar y controlar sus emociones, que lo encaminan hacia su perdición.
La obra consta de diecisiete capítulos, narrados en primera persona, por lo que estamos ante un narrador protagonista: Alexei cuenta lo que hace, siente y observa a su alrededor. Se trata de una especie de diario, memorias o conjunto de notas que de vez en cuando retoma el protagonista. El jugador tiene un cierto carácter autobiográfico; además, Dostoievski escribió su obra bajo la amenaza del cumplimiento de un plazo para que pagase unas deudas que había contraído con el juego, y apremiado por un contrato firmado con su editor. Pero esta narración es mucho más que un retrato de la pasión por el juego, como pretendía explícitamente el escritor ruso. La obra arroja una penetrante mirada sobre las interioridades del carácter ruso. Así, el general vive por encima de sus posibilidades una engañosa vida de fastos y lujo; la tía, rica e inconsciente, fustiga el comportamiento de su sobrino, pero pierde su fortuna en la ruleta; Alexei siente un profundo complejo de inferioridad y busca en el juego un rápido enriquecimiento para conquistar a Polina. Los tres personajes son profundamente fatalistas y piensan en un golpe de fortuna para salvar sus vidas. Pero finalmente las cosas se tuercen y los tres pierden sus esperanzas de ver realizados sus sueños. Dostoievski no realiza un juicio moral sobre las conductas de sus personajes: solo los describe y los comprende; y, en cierta manera, los justifica porque son como él: nada se puede contra la mala suerte, una filosofía hondamente arraigada en el pueblo ruso.
La obra se desarrolla en Ruletemburgo, una imaginaria ciudad alemana por la que transitan personajes extravagantes en busca de fortuna en sus casinos.
El lenguaje se caracteriza por la sencillez y la sobriedad. Las descripciones de lugares son muy parcas, si bien el autor se decanta por la descripción física y psicológica de los personajes. Abundan las expresiones en francés, lo que denota la gran influencia y prestigio que tenía este idioma entre las clases altas europeas el XIX.

Directrices de selectividad LITERATURA UNIVERSAL. 2011

Aquí tenéis el enlace con la página de las orientaciones para la PAU DE LITERATURA UNIVERSAL, de la que ya hemos hablado tantas veces en clase. Aunque peque de pesada, es necesario que tengáis muy claros cuáles son los criterios por los que se rigen en la prueba y qué pautas debéis seguir. Espero que os sirva.criterios selectividad literatura universal

LAS FORES DEL MAL. BAUDELAIRE. LECTURA 2º BACHILLERATO. LITERATURA UNIVERSAL.(RESUMEN LIT. UNIVERSAL PAU. ALGAIDA)

 

1. EL AUTOR Y SU ÉPOCA:

Charles Baudelaire (1821-1867). Poeta, crítico de arte conferenciante y traductor francés. Entre los elementos de su biografía que influyen en su producción poética sobresalen su formación religiosa católica y sus viajes a lugares exóticos.  Tras la muerte de su padre, cuando apenas contaba 6 años, fue internado por su padrastro en un colegio donde permaneció hasta que cumplió 18, momento en que fue expulsado por su indisciplina.

Su vida libertina y bohemia y la publicación de “las flores del mal” desató la polémica sobre su obra que fue considerada una ofensa contra la moral pública.

Las influencias más importantes en su obra las encontramos en Wagner y en E. Alan Poe, a quien tradujo extensamente.

1.2 Contexto histórico-literario.

La Europa posterior a 1848 se caracteriza por una serie de transformaciones producidas en la incipiente sociedad capitalista: un rápido crecimiento demográfico, especialmente urbano, por la expansión económica centrada en el avance de la industrialización por la intensificación del comercio y por un notable progreso técnico: extensión del ferrocarril, el teléfono, barco vapor … Todo ello presidido por la consolidación de la burguesía, clase social dominante preocupada por aumentar la productividad, de posiciones conservadoras para salvaguardar sus nuevos privilegios frente a las crecientes presiones del proletariado industrial urbano, que se organiza en sindicatos para reivindicar sus derechos, inspirados por las teorías de K. Marx. Proliferan los movimientos revolucionarios comunista, anarquista y socialdemócrta.

Esta tensión social, que opone a obreros y burguesía, provoca la aparición de los primeros gobiernos autoritarios conservadores. (Napoleón III en Francia, la reina Victoria en Inglaterra, potencias conservadoras que se caracterizan por su colonialismo imperialista y su burguesía capitalista. La revolución de 1848 en Francia duró hasta después de la Segunda G. Mundial.

El mito del progreso  está trabajando el tejido social en profundidad . El único ideal que se persigue  es el del progreso. El progreso es visible en lo científico, en lo técnico, en la arquitectura del hierro, en el ferrocarril. Las exposiciones universales se suceden y cantan las alabanzas del irremediable progreso  hacia la felicidad y el bienestar. El progreso es la nueva religión.

Sin embargo, el progreso científico trajo progreso económico , pero no progreso moral  y esto explica el malestar general de la generación de Baudelaire.

El desarrollo tecnológico dio lugar al nacimiento de la imprenta de gran difusión, lo que había hecho de los periódicos la primera tribuna política y artística delpaís. El propio Baudelaire publicó muchos  de sus poemas, y también la crítica alcanza más difusión y sensibiliza la opinión, y se convierte en el factor principal de éxito y fracaso.

Baudelaire pertenece al grupo de escritores apolíticos, pero su odio a la sociedad es más fuerte que su odio a la política.

En España (1865), dos años antes de la muerte de Baudelaire, se produce la primera huelga general  y se destrona  a la Reina Isabel II en la llamada Rev. 1868, “La Gloriosa”.

Las principales doctrinas  ideológicas de la época son el Positivismo, Karl Marx publica “El capital” que propugna la abolición de la sociedad capitalista y de clase y la urgencia de implantar el socialismo y el triunfo del proletariado sobre la burguesía.

Charles Darwin formula su teoría de la evolución de la vida en la Tierra basándose en las leyes de la selección natural y la adaptación al medio. Méndel expone las leyes de la herencia biológica y sus ideas sobre las leyes genéticas.

El racionalismo está en crisis. Shopenhauer, para quien  el verdadero ser de las cosas está oculto. Nietzsche, reivindica la energía vital espontánes y libre del superhombre, frente  a las tendencias racionales; S. Freud, revoluciona el estudio del alma humana con su teoría del psicoanálisis y la interpretación de los sueños.

Baudelaire se encuadra en la segunda generación romántica, precursor del  Decadentismo: el dandismo como rechazo de la moral burguesa, afán de rebeldía individual y social, concepción no utilitaria del arte , se busca el arte por el arte. Estos ideales se acercan también al Simbolismo, pero éstos desprecian al gran público al que consideran incapaz de comprender su arte.  Defienden la importancia de los sentidos (paisaje, mujer, un cuadro) todo puede ser hermoso, es fuente de goce para el oído, la vista, tacto y olfato.

Recurre a la musicalidad de las palabras y a la sinestesia o cruce de sensaciones.

Emplean el símbolo como medio para expresar lo inefable, lo que no puede encerrarse en conceptos. El lenguaje cotidiano se incorpora a la poesía.

2. LA OBRA Y SU CONTEXTO:

“Las flores del mal” aparecieron impresas en 1856, pero su versión definitiva será póstuma  (1868). El título “flores,” ( poemas) del mal , son poemas, flores enfermizas, en tanto que no respetan el estilo ni los recursos de la poesía precedente.  Su poesía está desnuda de artificios y eleva el lenguaje coloquial, incluso vulgar, a la categoría poética. Juega con los ripios e incluso con las cacofonías.

Por su temática, son flores del mal porque abordan temas marginales y sórdidos, alejados de la moral convencional: la exploración del mal y el hastío vital. La visión descarnada del erotismo, el retrato de grupos marginales, delincuencia y prostitución, alusiones al alcohol,  a las drogas y al juego.

En esta obra defiende la teoría de las correspondencias, según la cual todo es símbolo de otra realidad y se ganó el tópico del poeta maldito y rechazado  por la sociedad, que se inspira en el modelo del antihéroe romántico. En su poesía busca una belleza superior y no le importa enfrentarse a la moral y a los cánones tradicionales.

La obra está formada por seis secciones, los seis caminos de evasión o salvación, (“spleen”, amor culpable, la lujuria, la muerte, la esperanza del paraíso, el purgatorio del dolor) y los poemas más significativos.

  1. Spleen e Ideal. Son poemas que muestran la distania entre la realidad y el ideal poético y vital. Cuando el amor, la belleza o el arte fracasan como formas de huida triunfa el “spleen” el tedio, el abatimiento o angustia ante la monotonía y el tiempo.
  2.  Cuadros parisinos.  En ellos descubre  en la ciudad de París la belleza fugitiva  y sus gentes para tratar de olvidar la angustia  confundiéndose con la multitud. Su protagonistas son los marginados, los viejos y  los perdedores.  Y los espacios los suburbios, burdeles, locales y parques públicos lejos de la naturaleza y el mundo rural.
  3. El vino. Es un elogio a los paraísos  artificiales.  Se acerca a la posible salvación en la embriaguez, las drogas (paraísos artificiales).
  4. Las flores del mal. Constituyen la parte central de la obra. En ella se encuentran cuatro de los 6 poemas condenados por el Tribunal Correccional del París por atentar contra la moral En ellos el poeta expresa la atracción irresistible del mal.  Desciende hacia lo más profundo del  abismo, los vicios, el sexo destructor o la delincuencia. La mujer aparece como una figura diabólica que lo aleja de Dios. Esta sección representa el intento de huida por la vía maligna, la perversión, el sadismo, el vampirismo… ofrece unos cuadros desoladores.
  5. 5.     Rebelión. El poeta se rebela. De nada sirve el sufrimiento del hombre ante un Dios que está ausente del mundo. Poeta satánico, tenebroso y blasfemo que reniega de Dios.
  6. 6.     La muerte. Constituye el final del viaje. La muerte como reacción frente al materialismo burgués. Sólo la muerte puede librar al hombre de un mundo lleno de miserias.

 

Esta obra anticipa tanto los movimientos poéticos de fin de siglo como la poesía de vanguardia del S. XX.

Además de excelente poeta, destacó como crítico de arte.  “El Salón”, su primera obra llamó la atención de sus contemporáneos y llevó a la fama a Delacroix, pintor por entonces muy discutido. También fue pionero en el campo de la crítica musical, donde destaca la opinión favorable que le mereció la obra de Wagner.  Y sus traducciones de Edgar A. Poe.

Entre sus obras destacaremos “Los paraísos perdidos”donde estudia los diferentes medios (alcohol…) que pueden conducir al hombre a la embriaguez. (Para ampliar la producción literaria ir a Baudelaire y su obra)

3. El TEMA.

Los temas de “Las flores del mal” son variaciones sobre un mismo tema: la exploración  del mal y el hastío vital.. Algunos de los temas recurrentes en su obra son:

La analogía vital y las correspondencias, siguiendo la línea de pensamiento del Renacimiento y desarrollada por los románticos. La correspondencia entre el macrocosmos y el microcosmos; el mundo visible y el invisible y del que el poeta es el intérprete, analogías  con todas las percepciones y los sentidos, aromas, colores sonidos….

El artificio. Baudelaire criticaba la idea delo natural y espontáneo y reivindicaba el valor del artificio, la máscara, el maquillaje, el mundo urbano. Frente a la naturaleza domesticada, exalta los paisajes exóticos donde el hombre puede en toda su plenitud casi como un animal, dejándose llevar por sus instintos.  Nostalgia del paraíso.

El amor y el erotismo. El amor relacionado con la muerte, el erotismo basado en la transgresión, en la perversión en el gusto por el pecado y el remordimiento que aumenta el goce y se adelanta muchas de las teorías psicoanalista de Freud , y a las relaciones sadomasoquistas.

El mal. El poder universal del Mal. El hombre no puede escapar de su naturaleza humana, que lo arrastra hasta lo más bajo. Su condición de poeta satánico y blasfemo nace de su rebeldía ante quien nos condenó a ello. Y su “spleen” o abatimiento tiene aquí su origen.

La embriaguez.  El horror supremo es la repetición del tiempo, el spleen, .

El devenir del tiempo. La angustia existencial del inevitable paso del tiempo crea la conciencia de que la vida no es eterna y que hay que aprovecharla. El reloj se convierte  en un símbolo del transcurrir del tiempo.

La marginalidad.

El tedio. Sensación vital, negativa y angustiosa, sensación de vacío  y de falta de expectativas e ilusiones hacia la vida.

Los arquetipos  de “el dandi” y “la mujer fatal”. El dandi es el hombre refinado de aspecto, vestimenta, modales y lenguaje. El artista  como genio elegido muy superior al hombre burgués.  (Oscar Wilde) Desprecia a la burguesía que sólo busca el progreso y el dinero, pero al mismo tiempo la necesita pues su vanidad necesita la admiración y el aplauso. La mujer fatal, Salomé, la mujer lésbica, exonerada de su finalidad procreadora como se la considera tradicionalmente. La mujer sensual y la abominable, frívola siniestra que lo arrastra a la destrucción. Por un lado seducción e idolatría y por otro misoginia y rechazo.

El bohemio y el decadente. El artista bohemio, además de dandi es un hombre maldito, antisocial y amoral, rechazado por sus contemporáneos.

El paraíso perdido.  El hombre ha perdido el Bien desde que fue expulsado del paraíso terrenal. Esta idea viene reforzada por la del pecado original.

El viaje. De la vida para buscar otra realidad, otros mundos en medio de éste a través de cualquier vía de escape.

La ciudad. El desierto urbano.  Triunfo del progreso y de la miseria humana. La metrópolis será la Nueva Taturaleza, que ocupa el lugar de la antigua Tierra. El lugar de la muchedumbre, de las masas donde todo y todos se confunden y sonde  los transeúntes aparecen desvalidos y viven su soledad en ambientes nocturnos, cafés, teatros…

 

4. LA FORMA DE LA OBRA.

4.1 Los personajes. El poeta siente gran predilección por personajes de un ámbito marcadamente urbano, como borrachos, prostitutas, mendigos…

4.2 Género literario. La obra pertenece al género lírico. El argumento principal es presentar el lado criminal de los hombres, (el pecado, la avaricia…) y mostrar en el descenso a los infiernos una salida al tedio, al spleen, al abatimiento vital.

4.3Estilo y recursos literarios. La poética de Baudelaire es de naturaleza dualista: la carne se enfrenta al espíritu; el spleen y el ideal se alternan, incluso en el mismo poema; el universo poético de Baudelaire se basa en el oxímoron, el  símil o la comparación la alegoría y la metáfora, es decir su poética es un juego de oposiciones y equivalencias; usa frecuentemente la antítesis, la personificación, la metonimia, imágenes dotadas de una gran fuerza evocadora. Las palabras muerte o libertinaje resultan personificadas (Libertinaje y Muerte son dos buenas muchachas….).

Su lengua sonora y rítmica pretende la sugerencia, la vaguedad y el símbolo. Su poesía está muy adjetivada, el vocabulario es rico y concreto, recurre a las exclamaciones, interrog. Retóricas, invocaciones, deprecaciones, anáforas , paralelismos (recursos que tienen un gran efecto rítmico, refuerzan la cohesión textual) e incorpora el lenguaje cotidiano a la poesía.

En general concilia los metros y formas tradicionales con otras innovadoras; muchos  de sus poemas son sonetos pero también emplea alejandrinos y juega con los versos eneasílabos y heptasílabos, propios de la versificación francesa antigua.

En los temas se relaciona con el Romanticismo, el Parnasianismo y claramente con el Simbolismo (en su intento de armonizar formas, colores y perfumes; y sus efectos musicales.) Es un poeta que ya anuncia la poesía del s.XX.

Son frecuentes los poemas organizados con secuencias dominantes descriptivas y narrativas, de esta manera sus poemas se convierten en pequeñas estampas o cuadros simbólicos o alegóricos. Suele comenzar sus composiciones con partículas temporales o adverbios ( cuando, esta tarde, en aquellos tiempos, cuando una noche….).

Las figuras literarias más recurrentes en su poesía son:

El símbolo, como medio para expresar lo inefable, lo que no se abarca con un concepto.

La sinestesia, el oxímoron, la metáfora, la comparación, la musicalidad (a través de repeticiones rítmicas, paralelismos, anáforas..), Excl. E interrg. Retóticas, la alegorías. (para un estudio más detallado de estas figuras, puedes ir al “Glosario de términos literarios que aparece en otra entrada del blog.)

5. COMENTARIO CRÍTICO, VALORACIÓN PERSONAL, RELACION CON NUESTRO TIEMPO Y CON OTRAS MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS.

5.1 Claves de valoración personal y relación con nuestro tiempo.

-Es el gran teórico del “dandi” y del cuerpo como mercancía.

-El erotismo está  basado  en la perversión, en la transgresión , en el gusto del pecado y el remordimiento.  Se adelanta a las teorías del psicoanálisis.

-La metrópolis como objeto artístico, identifica el término “modernidad” con el mundo de las grandes ciudades donde aparecen los nuevos héroes: los desheredados,  los indefensos,  los marginados.

5.2 Relación con nuestro tiempo:

-Fue un “dandi” y se refugió en el arte como forma de vida. Guarda las distancias entre él y sus semejantes. Defiende la belleza de lo cotidiano, lo feo, y lo malo.

– En su época fue un incomprendido. Incluso en su vestimenta y peinado, una vez llevó el pelo de color verde.  La forma de vestir identifica a las personas o grupos sociales,  hoy podemos comprobarlo en las tribus urbanas.

5.3  “Las flores del mal “ y la literatura. Baudelaire fue el primero en elaborar una “teoría de las correspondencias” entre las artes y los sentidos, como medio para lograr una visión más completa del mundo. Los simbolistas proclaman la fusión de las artes. (el poeta Rimbaud escribió un soneto “vocales” con el que pretendía  encontrar la analogía entre sonidos y colores.)  El azul es el color de la lírica. Lo musical y lo plástico  entran en el terreno de lo literario. Términos como sonata, preludio, cuadro, compás, esbozo… son frecuentes en sus composiciones.

El poeta es aquel que es capaz de ver más allá de la realidad y de expresar la verdad profunda de las cosas.

Baudelaire fue precursor del Simbolismo, abrió el camino de la poesía moderna, precursor en la percepción de la vida urbana y existencialista.

El poema en prosa ha sido uno de los grandes logros de la poesía moderna.

Incorporó una de las novedades temáticas más importantes, la de la mujer fatal que surge entre entre  el Eros y el Thanatos (Amor y Muerte).

5.3 Relación con la pintura.

El movimiento pictórico  impresionista tiene bastante relación con los movimientos poéticos de la época y con Baudelaire. Ambos son transgresores, luchan contra el academicismo y proponen una estética radicalmente nueva que influirá en las artes de todo el s. XX. (Monet, Renoir, Cézane, tratan el tema de la gran ciudad, y sus gentes desarrollado por Baudelaire en sus poemas.

Toulouse Lautrec reflejó en sus cuadros ,lo mismo que Baudelaire en sus poemas, los bajos fondos parisinos. Llevó a la fama a Delacroix, defendió a Courbet (arquitecto renovador), y a Manet.

5.4 En cuanto a la música, en su trabajo como crítico musical,  defendió a su autor predilecto: Wagner.

Hoy podemos vincular la influencia que ha ejercido “Las flores del mal” en las letra de rockeros como Lou Reed cuyas canciones recuerdan la esencia maldita del libro de Baudelaire.

COMENTARIO INTRODUCTORIO DE LA OBRA.

Pocos escritores han expresado con tanta exactitud el placer de los sentidos, el dolor de la conciencia ante la bestialidad y el pecado.Las flores del mal son, en efecto, una metáfora, pero por lo mismo, mas honda que la realidad aparente. Baudelaire ofrece en ella su propia existencia. Es considerado uno de los llamados poetas malditos.

Las flores del mal son, en efecto, una metáfora, pero por lo mismo, mas honda que la realidad aparente. Baudelaire ofrece en ella su propia existencia.

Uno de los autores más grandes de todos los tiempos, Charles Baudelaire (1821 – 1867) quien en 1857 escribe su máxima obra, “Las Flores del Mal“, una serie de poesías donde deja en claro su posición ideológica hacia el lado del mal, del odio.

Baudelaire es reconocido por su odio a la naturaleza y lo denominado útil, asociando lo primero con la “vulgaridad del mundo“, es decir, con lo que hace toda la gente. Además de ello, se denomina antirreligioso, y lo natural en gran medida es tomado como reflejo de Dios. El autor además se caracteriza por sus frases, entre ellas “en las cosas inmundas encontramos encantos“, lo que nos permite derivar en un silogismo, “si lo útil es crear para bien, él opta por el mal”, por lo inútil, tal como se sentía el propio escritor.

las-flores-del-mal.jpg

Las obras de Baudelaire están estrechamente ligadas con las de Edgar Allan Poe. Es más, el autor mismo decía que era admirador del escritor norteamericano e incluso ha escrito el prólogo de varias ediciones de sus cuentos. Fue uno de los pocos personajes, que lograron comprender la obra de Poe, y Baudelaire mismo emplea el mismo hilo para describir lo que sucede en su interior, y el odio que posee hacia lo tradicional.

Este odio tiene un fundamento muy claro y real. Baudelaire intenta crear una conciencia de elevar al hombre por encima de los valores vulgares, lo cual sería posible mediante la cultura y las artes. Cree en la autonomía de las artes, sin necesidad de subordinarse a otros valores, en este caso, los cotidianos. Lucha fehacientemente contra la ignorancia y la sociedad moderna.

Esto se ve reflejado en el principal poema de Las Flores del Mal, como es “El Albatros“. En este poema, Baudelaire se refleja en un Albatros, el ave de mal agüero para los marineros. Al final del mismo se puede leer “sus alas de gigante no le dejan andar“. En lo personal, esto es lo más importante de toda la obra y que refleja el sentimiento del poeta. Pero además no sólo muestra su drama personal, sino que allí expresa una enorme crítica al mundo moderno y principalmente a la burguesía, a los que acusa indirectamente de honrar el dinero y a los ídolos de barro.

Esta metáfora, bien podría asemejarse al mundo actual, donde se han perdido muchos intereses culturales por predominar el dinero en nuestras vidas. Puede sonar a una ideología marxista, pero es todo lo contrario. El dinero lógicamente es imprescindible en nuestras vidas, pero no por ello debemos dejar de ejercitar nuestra mente. Una cosa no lleva a la otra, y eso lo ha aclarado Baudelaire.

baudelaire.jpg

Charles Baudelaire.

El odio que expresa Baudelaire en su obra, lo ha llevado a serias críticas en su época, principalmente por parte de la Iglesia (el polo opuesto a su pensamiento), llegando incluso al extremo de censurar el libro. Muchos lo han tildado de satanista, debido a su proximidad con el mal, aunque no ha tenido un fundamento serio por lo que fue retirado de inmediato. Pero si para una segunda edición del libro, se vio obligado a retirar seis poemas de la obra.

Baudelaire es el primer poeta moderno de Occidente y a su vez, el representante de la poesía en su estado más puro, sin inmiscuirse o dejarse influenciar por ideales políticos, morales o religiosos. Su trabajo tiene un alto valor artístico, donde llegamos a apreciar belleza en los más perversos sentimientos del autor. Sin dudas fue un transgresor para su tiempo, y abrió una discusión que hasta el día de hoy se pregona en los ambientes intelectuales de todos los rincones del mundo.

La obra de Baudelaire ha perdurado en el tiempo e incluso podrían aplicarse en el mundo moderno, donde los valores han cambiado rotundamente dejándose de lado el mundo de las artes. Si bien es verdad que parece resurgir ese interés por el mundo de la cultura, falta mucho aún para poder lograr algo similar a lo sucedido a principios del siglo XX, cuando se dio en el mundo entero una revolución intelectual profunda.

Charles Baudelaire (1821-1867), romántico, realista, padre del Simbolismo y precursor del Decadentismo, es uno de los poetas, críticos y traductores más influyentes del s. SIX. Su obra más representativa es “Las fores del mal” (1857).

La arquitectura de la obra se asienta en seis secciones: “Spleen e Ideal”, “Cuadros parisienses” “El vino” “Las flores del mal” “Rebelión” y “La muerte”. La sección cuarta, Las flores del mal, se compone de los 9 poemas más escandalosos de la obra. En ellos se describe un universo cruel y sádico, cuajado de sangre, asolado por la muerte, sumido en la locura. La mujer se presenta como una criatura diabólica que corrompe al hombre y lo aleja de Dios aprovechándose de su condición miserable.

La sección cuarta, titulada “Flores del mal, es la parte central de la obra. A continuación tenéis secuenciados en orden cronológico, sus poemas.

En su poesía describe, bajo sus formas más horribles y grotescas, la fealdad del mundo (prostitutas y lesbianas, pobres, marginados, viejos mendigos, asesinos…) tratando de redimirlo por la palabra poética. Su poesía, profunda y compleja, violenta y anormal, hasta en los momentos más sombríos, con frecuencia desemboca en n sentimiento religioso de conciencia de pecado, de culpa, de salvación por el dolor y de llamada a Dios, a quien se invoca desde el Mal, desde el Diablo. (Recogido de C. Aguilera Ochoa. PAU LITERATURA UNIVERSAL. Algaida.)

1. LA DESTRUCCIÓN
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 109 de Las flores del mal (edición de 1861).

Incesante a mi vera se agita el Demonio;
Flota alrededor mío como un aire impalpable;
Lo aspiro y lo siento que quema mis pulmones
Y los llena de un deseo eterno y culpable.

A veces toma, sabiendo mi gran amor al Arte,
La forma de la más seductora de las mujeres,
Y, bajo especiosos pretextos de tedio,
Habitúa mis labios a filtros infames.

Me conduce así, lejos de la mirada de Dios,
Jadeante y destrozado por la fatiga, en medio
De las llanuras del Hastío, profundas y desiertas,

Y despliega ante mis ojos llenos de confusión
Vestimentas mancilladas, heridas abiertas,
¡Y el aparejo sangriento de la Destrucción!
UN MARTIR
(Dibujo de un maestro desconocido)
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 110 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

En medio de los frascos, de las telas recamadas
Y de los muebles voluptuosos,
Mármoles, cuadros, ropas perfumadas
Se arrastran en pliegues suntuosos,

En una alcoba tibia donde, como en un invernáculo,
El aire es peligroso y fatal,
Donde los ramilletes moribundos en sus féretros de vidrio
Exhalan su suspiro final,

Un cadáver sin cabeza derrama, cual un río,
Sobre la almohada desalterada
Una sangre roja y vivida con la que la tela se abreva
Con la avidez de un prado.

Semejante a las visiones pálidas que engendran la sombra
Y que nos encadenan los ojos,
La cabeza, con el montón de sus crines oscuras
Y de sus joyas preciosas,

Sobre el velador, como una ranúncula,
Reposa; y, vacía de pensamientos,
Una mirada vaga y pálida como un crepúsculo
Se escapa de sus ojos revulsivos.

Sobre el lecho, el tronco desnudo sin escrúpulos exhibe
En el más completo abandono
El secreto esplendor y la belleza fatal
De que la natura le hizo don;

Una media rosada, bordada de oro, en la pierna,
Como un recuerdo ha quedado;
La liga, cual un ojo secreto que fulgura,
Clava una mirada diamantina.

El singular aspecto de esta soledad
Y de un gran retrato lánguido,
Con ojos provocadores como su actitud,
Revela un amor tenebroso,

Un júbilo culpable y festejos extraños
Llenos de besos infernales,
Con los que se regocija el enjambre de ángeles malos
Flotando en los pliegues de los cortinados;

Y empero, al contemplar la delgadez elegante
Del hombro de contorno anguloso,
La cadera un poco puntiaguda y la cintura airosa
Cual un reptil irritado,

¡Ella es aún muy joven! —Su alma exasperada
Y sus sentimientos por el hastío mordidos,
¿Estuvieron entreabiertos a la jauría alterada
Los deseos errantes y perdidos?

El hombre vengativo, viviente, que tú no has podido,
Malgrado tanto amor, saciar,
¿Colmó sobre tu carne inerte y complaciente
La inmensidad de su deseo?

¡Responde, cadáver impuro! y por tus trenzas rígidas
Levantándote con un brazo febriciente,
Dime, cabeza horrenda, sobre tus dientes fríos,
¿No estampó él su suprema despedida?

—Lejos del mundo burlón, lejos de la multitud impura,
Lejos de los magistrados curiosos,
Duerme en paz, duerme en paz, extraña criatura,
En tu tumba misteriosa;

Tu esposo corre por el mundo y tu forma inmortal
Vela cerca suyo cuando él duerme;
Tanto como tú sin duda él te será fiel
Y constante hasta la muerte.
2.MUJERES CONDENADAS
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 111 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

Como bestias meditabundas sobre la arena tumbadas,
Ellas vuelven sus miradas hacia el horizonte del mar,
Y sus pies se buscan y sus manos entrelazadas
Tienen suaves languideces y escalofríos amargos.

Las unas, corazones gustosos de las largas confidencias,
En el fondo de bosquecillos donde brotan los arroyos,
Van deletreando el amor de tímidas infancias
Y cincelan la corteza verde de los tiernos arbustos;

Otras, cual religiosas, caminan lentas y graves,
A través de las rocas llenas de apariciones,
Donde San Antonio ha visto surgir como de las lavas
Los pechos desnudos y purpúreos de sus tentaciones;

Las hay, a la lumbre de resinas crepitantes,
Que en la cavidad muda de los viejos antros paganos
Te apelan en auxilio de sus fiebres aullantes,
¡Oh, Baco, adormecedor de remordimientos pasados!

Y otras hay, cuya garganta gusta de los escapularios,
Que, barruntando una fusta bajo sus largas vestimentas,
Mezclan, en el bosque sombrío y las noches solitarias,
La espuma del placer con las lágrimas de los tormentos.

¡Oh vírgenes, oh demonios, oh monstruos, oh mártires,
De la realidad, grandes espíritus desdeñosos,
Buscadoras del infinito, devotas y sátiras,
Ora llenas de gritos, ora llenas de lágrimas,

Vosotras que hasta vuestro infierno mi alma ha perseguido,
Pobres hermanas mías, yo os amo tanto como os compadezco,
Por vuestros tristes dolores, vuestra sed insaciable,
¡Y las urnas de amor del que vuestros corazones desbordan!
3. LAS DOS BUENAS HERMANAS.
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 112 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

La Licencia y la Muerte son dos gentiles rameras,
Pródigas de besos y ricas en salud,
Cuyo vientre siempre virgen y cubierto de andrajos
En la incesante labor jamás ha procreado.

Al poeta siniestro, enemigo de las familias,
Favorito del infierno, cortesano mal rentado,
Tumbas y lupanares muestran bajo sus atractivos
Un lecho que el remordimiento jamás ha frecuentado

Y la tumba y la alcoba, en blasfemias fecundas
Nos ofrendan, vez a vez, como dos buenas hermanas,
Terribles placeres y horrendas dulzuras.

¿Cuándo quieres enterrarme, Licencia, la de los brazos inmundos?
¡Oh, Muerte! ¿Cuándo vendrás, su rival en atractivos,
Para mezclar sus mirtos infectos con tus negros cipreses?
LA FUENTE DE SANGRE
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 113 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

Me parece a veces que mi sangre corre a raudales,
Cual una fuente con rítmicos sollozos.
La escucho bien que corre con un prolongado murmullo,
Pero, me palpo en vano para encontrar la herida.

A través de la ciudad, como en un campo cercado,
Se marcha, transformando los adoquines en islotes,
Saciando la sed de cada criatura,
Y en todas partes colorando de rojo la natura.

He implorado frecuentemente a los vinos capitosos
Adormecieran sólo un día el terror que me consume;
¡Qué el vino hace ver más claro y afina más el oído!

He buscado en el amor un sueño olvidadizo;
Mas el amor no es para mí sino un colchón de agujas
¡Hecho para dar de beber a esas crueles mujeres!
4. ALEGORÍA
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 114 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

Es una mujer hermosa y de rica prestancia,
Que deja en el vino arrastrar su cabellera.
Las zarpas del amor, los venenos del garito,
Todo se desliza y embota en el granito de su piel.

Ella se ríe de la Muerte y burla del Libertinaje,
Esos monstruos cuya mano, que siempre araña y rasga,
En sus juegos dañinos y, sin embargo, respetada
De su cuerpo firme y erecto la ruda majestad.
Camina como diosa y reposa cual sultana;
Pone en el placer la fe mahometana,
Y con sus brazos abiertos, que abarcan sus pechos,
Atrae las miradas de los seres humanos.
Ella cree, ella sabe, esta virgen infecunda,
Y, por consiguiente, necesaria para la marcha del mundo,
Que la belleza del cuerpo es un sublime don
Que de toda infamia arranca el perdón.
Ignora el Infierno tanto como el Purgatorio,
Y cuando la hora llegue de entrar en la Noche negra,
Ella mirará el rostro de la Muerte,
Como a un recién nacido, —sin odio y sin remordimiento.
5. La BEATRIZ
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 115 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

En las tierras cenicientas, calcinadas, sin verdor,
Como yo me lamentara un día a la Natura,
Mientras mi pensamiento vagaba al azar,
Agucé lentamente sobre mi corazón el puñal,
Y vi en pleno mediodía descender sobre mi cabeza
La nube fúnebre y pesada de una tempestad,
Que llevaba un tropel de demonios viciosos,
Parecidos a enanos crueles y curiosos.
A considerarme fríamente se pusieron
Y, como viandantes sobre un loco que admiran,
Los escuché reír y cuchichear entre ellos,
Cambiando muchas señas y guiñadas.

—”Contemplemos complacidos esta caricatura
Y esta sombra de Hamlet imitando su postura,
La mirada indecisa y los cabellos al viento.
¿No inspira gran piedad ver a este buen compañero,
Este vagabundo, este histrión vacante, este bribón,
Porque sabe desempeñar artísticamente su rol,
Empeñarse en atraer con la canción de sus dolores
Las águilas, los grillos, los arroyos y las flores,
Y hasta a nosotros, autores de estos viejos papeles,
Recitarnos aullando sus tiradas públicas?”

Habría podido (mi orgullo alto cual los montes
Domina la nube y el grito de los demonios)
Desviar simplemente mi testa soberana,
Si no hubiera visto entre su tropel, obscena,
¡Crimen que no hizo vacilar al sol!
La reina de mi corazón, la de mirada incomparable,
Que se reía con ellos de mi sombría angustia
Y les hacía, a veces, alguna sucia caricia.
6. UN VIAJE A CITEREA
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 116 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

Mi corazón, como un pájaro, voltigeaba gozoso
Y planeaba libremente alrededor de las jarcias;
El navío rolaba bajo un cielo sin nubes,
Cual un ángel embriagado de un sol radiante.

¿Qué isla es ésta, triste y negra? —Es Citerea,
Nos dicen, país celebrado en las canciones,
El dorado banal de todos los galanes en el pasado.
Mirad, después de todo, no es sino un pobre erial.

—¡Isla de los dulces secretos y de los regocijos del corazón!
De la antigua Venus, soberbio fantasma
Sobre tus aguas ciérnese un como aroma,
Que satura los espíritus de amor y languidez.

Bella isla de los mirtos verdes, plena de flores abiertas,
Venerada eternamente por toda nación,
Donde los suspiros de los corazones en adoración
Envuelven como incienso sobre un rosedal

Donde el arrullo eterno de una torcaz
-Citerea no era sino un lugar de los más áridos,
Un desierto rocoso turbado por gritos agrios.
¡Yo, empero, vislumbraba un objeto singular!

No era aquello un templo sobre las umbrías laderas,
Al cual la joven sacerdotisa, enamorada de las flores,
Acudía, encendido el cuerpo por secretos ardores,
Entreabriendo su túnica las brisas pasajeras;

Pero, he aquí que rozando la costa, más de cerca
Para turbar los pájaros con nuestras velas blancas,
Vimos que era una horca de tres ramas,
Destacándose negra sobre el cielo, como un ciprés.

Feroces pájaros posados sobre su cebo
Destruían con saña un ahorcado ya maduro,
Cada uno hundiendo, cual instrumento, su pico impuro
En todos los rincones sangrientos de aquella carroña;

Los ojos eran dos agujeros, y del vientre desfondado
Los intestinos pesados caíanle sobre los muslos,
Y sus verdugos, ahítos de horribles delicias,
A picotazos lo habían absolutamente castrado.

Bajo los pies, un tropel de celosos cuadrúpedos,
El hocico levantado, husmeaban y rondaban;
Una bestia más grande en medio se agitaba
Como un verdugo rodeado de ayudantes.

Habitante de Citerea, hijo de un cielo tan bello,
Silenciosamente tu soportabas estos insultos
En expiación de tus infames cultos
Y de los pecados que te ha vedado el sepulcro.

Ridículo colgado, ¡tus dolores son los míos!
Sentí, ante el aspecto de tus miembros flotantes,
Como una náusea, subir hasta mis dientes,
El caudal de hiel de mis dolores pasados;

Ante ti, pobre diablo, inolvidable,
He sentido todos los picos y todas las quijadas
De los cuervos lancinantes y de las panteras negras
Que, en su tiempo, tanto gustaron de triturar mi carne.

—El cielo estaba encantador, la mar serena;
Para mí todo era negro y sangriento desde entonces.
¡Ah! y tenía, como en un sudario espeso,
El corazón amortajado en esta alegoría.

En tu isla, ¡oh, Venus! no he hallado erguido
Mas que un patíbulo simbólico del cual pendía mi imagen…
—¡Ah! ¡Señor! ¡Concédeme la fuerza y el coraje
De contemplar mi corazón y mi cuerpo sin repugnancia!
7. El CUPIDO Y EL CRÁNEO.
(Vieja viñeta)
de Charles Baudelaire
Nota: Poema número 117 de Las flores del mal (edición de 1861).
________________________________________

Cupido está sentado sobre el cráneo
De la Humanidad,
Y sobre este trono el profano,
Con risa desvergonzada,

Sopla alegremente burbujas redondas
Que suben en el aire,
Como para alcanzar los mundos
En el fondo del éter.

El globo luminoso y frágil
Toma un gran impulso,
Estalla y escupe su alma sutil
Como un sueño dorado.

Escucho al cráneo, en cada burbuja
Rogar y gemir:
—”Este juego feroz y ridículo,
¿Cuándo debe concluir?

Porque lo que tu boca cruel
Desparrama en el aire,
Monstruo asesino, es mi cerebro,
¡Mi sangre y mi carne!”

“WERTHER” GOETHE. (PAU ed. Algaida)

Aquí tenéis el enlace con el texto de “Werther” en castellano. Espero que os sirva.

http://www.ciudadseva.com/textos/novela/werther.htm

1. EL AUTOR Y SU ÉPOCA.

Resumen de la Jornada VII del Decamerón.

RESUMEN DE LA JORNADA VII DE “EL DECAMERÓN

Con el relato de Emilia, comienza la jornada presidida por Dioneo y dedicada a las burlas que las mujeres realizan sobre sus maridos.

1. GIANNI LOTTERINGHI Y EL FANTASMA (Emilia). El regreso inesperado de un marido arruina la velada que la esposa tenía preparada para con su amante. Cuando éste se presenta y llama a la puerta, la mujer convence al marido de que los golpes los provoca un fantasma y, para conjurarlo, recita en voz alta lo que en realidad son las instrucciones para que el astuto galán vaya al patio y se coma la cena que ella le tenía preparada.

2. LA VENTA DEL TONEL (Filóstrato). Al ser sorprendida en casa por la llegada del marido cuando está con su amante, la napolitana Peronella simula que el mozo es un comprador de una gran tinaja que tienen. Siguiendo la corriente, el amante dice que la tinaja no está lo suficientemente limpia y el marido se mete dentro a limpiarla. Y mientras está frotando, el amante monta a Peronella, que lo celebra al tiempo que da instrucciones al marido para que siga limpiando.

3. EL CONJURO DE LOS GUSANOS (Elissa) Un fraile enamorado de una casada ahuyenta los últimos escrúpulos de ésta por el hecho de ser padrino de su hijo, o sea, casi hermano de ella, razonando que “si vuestro marido, que es más pariente de vuestro hijo que yo, se acuesta con vos, yo que lo soy menos podré hacer lo mismo o más”.

4. LA PIEDRA DEL POZO (Lauretta). Tras comprobar que viene de casa de su amante, Tofano impide la entrada en casa de su esposa Ghita. Ella le ruega y finalmente amenaza con echarse a un pozo si no abre, pero lo que hace es arrojar una pieza a las aguas para que crea que se ha tirado y luego hace creer al vecindario que el infiel es él.

5. EL CELOSO CONFESOR (Fiammetta). Un marido toma el lugar del confesor de la mujer y ésta, que se da cuenta de quién es, le dice que todas las noches recibe la visita de un cura. El marido pasa entonces las noches en la puerta esperando al ficticio cura mientras ella hace entrar por otro lugar a su verdadero amante.

6. LOS TRES HOMBRES DE ISABELLA (Pampinea). Cuando Isabella está acostada con su joven amante, aparece un antipático pretendiente y, para que no se ponga agresivo, le hace pasar a la alcoba mientras esconde al primero. Llega entonces de manera inesperada el marido e Isabella salva la situación diciendo al pretendiente que finja que está persiguiendo a alguien. Así lo hace delante del marido. Cuando se va, la mujer saca a su amante y éste finge que se ha tenido que refugiar allí para librarse del furioso ataque del otro. El marido se lo cree todo.

7. CORNUDO Y APALEADO (Filomena). El joven Ludovico entra en la alcoba de la dama Beatrice, tal como ambos habían planeado, pero encuentra que el marido está acostado al lado de ella, dormido. La dama le agarra la mano para que no escape y dice al marido que Ludovico ha tenido esa tarde la desfachatez de citarla para esa misma noche en el patio. El marido baja a comprobarlo y los amantes aprovechan para solazarse. Luego, siguiendo las instrucciones de Beatrice, Ludovico va al encuentro de su amo y le da una somanta de palos simulando que cree que se trata de Beatrice y llamándole mujer infiel e indecente. Así, aunque cornudo sin saberlo y además apaleado, el hombre se muestra satisfecho de tener un criado y una esposa tan ejemplares.

8. EL HILO DE SISMONDA (Neífile). El rico pero plebeyo Arriguccio descubre que su noble mujer Sismonda duerme con un hilo de bramante atado al pie. Siguiendo el hilo, el descubre que le sirve para comunicarse con su amante e inicia una pelea con éste en la oscuridad, aunque el joven se escapa y la mujer se las arregla para que todos le crean borracho.

9. EL ARBOL ENCANTADO (Pánfilo). Sin saber cómo burlar la vigilancia del marido, una mujer se pone de acuerdo con su amante para que simule que al subirse en un peral se ve lo que no ocurre. Y aprovechan el momento en que el marido se sube en él para solazarse delante de él y decir luego que es

producto del encantamiento del árbol.

10. LAS COMADRES EN EL PURGATORIO (Dioneo). Tingoccio y Meuccio tienen el pacto de que el que primero muera regresará a decirle a otro lo que sucede en el más allá. Tingoccio muere y se aparece al otro dicendo que está en el purgatorio por otros pecados pero que allí no tienen en cuenta lo de acostarse con comadres. Dioneo entrega a Lauretta la corona y ésta dice que aunque en justa represalia, cree que debería dedicar su reinado a las burlas que los hombres hacen de las mujeres, prefiere que el tema sea simplemente las burlas que hacen tanto los unos como los otros.
SELECCIÓN DE TEXTOS PARA LEER Y COMENTAR DE LA JORNADA VII

INTRODUCCIÓN DE LA JORNADA VII (fragmento)

Y nunca hasta entonces les había parecido que los ruiseñores cantaban tan alegremente y los otros pájaros como aquella mañana les parecía; por cuyos cantos acompañados se fueron al Valle de las Damas, donde, recibidos por muchos más, les pareció que con su llegada se alegrasen. Allí, dando una vuelta por él y volviendo a mirarlo de arriba abajo, tanto más bello les pareció que el día pasado cuanto más conforme era con su belleza la hora del día.

Y luego de que con el buen vino y los dulces hubieron roto el ayuno para que por los pájaros no fuesen superados, comenzaron a cantar, y junto con ellos el valle, siempre entonando las mismas canciones que decían ellos a las que todos los pájaros, como si no quisiesen ser vencidos, dulces y nuevas notas añadían. Mas luego que la hora de comer fue venida, puestas las mesas bajo los frondosos laureles y los otros verdes árboles, junto al bello lago, como plugo al rey, fueron a sentarse, y mientras comían veían a los peces nadar por el lago en anchísimos bancos; lo que, tanto como de mirar daba a veces motivo para conversar.

NOVELA SEGUNDA (fragmento 1)

Con grandísima risa fue la historia de Emilia escuchada y la oración como buena y santa elogiada por todos, siendo llegado el fin de la cual mandó el rey a Filostrato que siguiera, el cual comenzó:

-Carísimas señoras mías, son tantas las burlas que los hombres os hacen y especialmente los maridos, que cuando alguna vez sucede que alguna al marido se la haga, no debíais vosotras solamente estar contentas de que ello hubiera ocurrido, o de enteraros de ello o de oírlo decir a alguien, sino que deberíais vosotras mismas irla contando por todas partes, para que los hombres conozcan que si ellos saben, las mujeres por su parte, saben también; lo que no puede sino seros útil porque cuando alguien sabe que otro sabe, no se pone a querer engañarlo demasiado fácilmente. ¿Quién duda, pues, que lo que hoy vamos a decir en torno a esta materia, siendo conocido por los hombres, no sería grandísima ocasión de que se refrenasen en burlaros, conociendo que vosotras, si queréis, sabríais burlarlos a ellos? Es, pues, mi intención contaros lo que una jovencita, aunque de baja condición fuese, casi en un momento, para salvarse hizo a su marido.

NOVELA SEGUNDA (fragmento 2)

No hace casi nada de tiempo que un pobre hombre, en Nápoles, tomó por mujer a una hermosa y atrayente jovencita llamada Peronella; y él con su oficio, que era de albañil, y ella hilando, ganando muy escasamente, su vida gobernaban como mejor podían. Sucedió que un joven galanteador, viendo un día a esta Peronella y gustándole mucho, se enamoró de ella, y tanto de una manera y de otra la solicitó que llegó a intimar con ella. Y para estar juntos tomaron el acuerdo de que, como su marido se levantaba temprano todas las mañanas para ir a trabajar o a buscar trabajo, que el joven estuviera en un lugar de donde lo viese salir; y siendo el barrio donde estaba, que Avorio se llama, muy solitario, que, salido él, éste a la casa entrase; y así lo hicieron muchas veces. Pero entre las demás sucedió una mañana que, habiendo el buen hombre salido, y Giannello Scrignario , que así se llamaba el joven, entrado en su casa y estando con Peronella, luego de algún rato (cuando en todo el día no solía volver) a casa se volvió, y encontrando la puerta cerrada por dentro, llamó y después de llamar comenzó a decirse: -Oh, Dios, alabado seas siempre, que, aunque me hayas hecho pobre, al menos me has consolado con una buena y honesta joven por mujer. Ve cómo enseguida cerró la puerta por dentro cuando yo me fui para que nadie pudiese entrar aquí que la molestase.

Peronella, oyendo al marido, que conoció en la manera de llamar, dijo:

-¡Ay! Giannelo mío, muerta soy, que aquí está mi marido que Dios confunda, que ha vuelto, y no sé qué quiere decir esto, que nunca ha vuelto a esta hora; tal vez te vio cuando entraste. Pero por amor de Dios, sea como sea, métete en esa tinaja que ves ahí y yo iré a abrirle, y veamos qué quiere decir este volver esta mañana tan pronto a casa.

NOVELA TERCERA (fragmento)

Pero ¿qué estoy yo diciendo del fray Rinaldo de que hablamos? ¿Quiénes son los que no hacen lo mismo? ¡Ay, vituperio del perdido mundo! No se avergüenzan de aparecer gordos, de aparecer con el rostro encarnado, de aparecer refinados en los vestidos y en todas sus cosas, y no como palomas sino como gallos hinchados con la cresta levantada encopetados proceden; y lo que es peor, dejemos el que tengan sus celdas llenas de tarros colmados de electuario y de ungüentos, de cajas de varios dulces llenas, de ampollas y de redomitas con aguas destiladas y con aceites, de frascos con malvasía y con vino griego y con otros desbordantes, hasta el punto de que no celdas de frailes sino tiendas de especieros o de drogueros parecen mayormente a los que las ven; no se avergüenzan ellos de que los demás sepan que son golosos, y se creen que los demás no saben y conocen que los muchos ayunos, las comidas ordinarias y escasas y el vivir sobriamente haga a los hombres magros y delgados y la mayoría de las veces sanos; y si a pesar de todo los hacen enfermos, al menos no enferman de gota, para la que se suele dar como medicamento la castidad y todas las demás cosas apropiadas a la vida de un modesto fraile. Y se creen que los demás no conocen que además de la vida austera, las vigilias largas, el orar y el disciplinarse deben hacer a los hombres pálidos y afligidos, y que ni Santo Domingo ni San Francisco, sin tener cuatro capas cada uno, no de lanilla teñida ni de otros paños señoriles, sino hechos con lana gruesa y de natural color, para protegerse del frío y no para aparentar se vestían. ¡Que Dios los ayude como necesitan las almas de los simples que los alimentan!

Así pues, vuelto fray Rinaldo a sus primeros apetitos, comenzó a visitar con mucha frecuencia a su comadre; y habiendo crecido su arrogancia, con más instancias que antes lo hacía comenzó a solicitarle lo que deseaba de ella.

NOVELA CUARTA (fragmento 1)

El rey, al sentir que terminaba la novela de Elisa, sin esperar más, volviéndose hacia Laureta, le mostró que le placía que ella narrase; por lo que ella, sin tardar, así comenzó a decir:

-¡Oh, Amor, cuántas y cuáles son tus fuerzas, cuántos los consejos y cuántas las invenciones! ¿Qué filósofo, qué artista habría alguna vez podido o podría mostrar esas sagacidades, esas invenciones, esas argumentaciones que inspiras tú súbitamente a quien sigue tus huellas? Por cierto que la doctrina de cualquiera otro es tarda con relación a la tuya, como muy bien comprender se puede en las cosas antes mostradas; a las cuales, amorosas señoras, yo añadiré una, puesta en práctica por una mujercita tan simple que no sé quién sino Amor hubiera podido mostrársela.

NOVELA CUARTA (fragmento 2)

Hubo hace tiempo en Arezzo un hombre rico, el cual fue llamado Tofano . A éste le fue dada por mujer una hermosísima mujer cuyo nombre fue doña Ghita, de la cual él, sin saber por qué, pronto se sintió celoso, de lo que apercibiéndose la mujer sintió enojo; y habiéndole preguntado muchas veces sobre la causa de sus celos y no habiéndole sabido señalar él sino las generales y malas , le vino al ánimo a la mujer hacerlo morir del mal que sin razón temía. Y habiéndose apercibido de que un joven, según su juicio muy de bien, la cortejaba, discretamente comenzó a entenderse con él; y estando ya las cosas tan avanzadas entre él y ella que no faltaba sino poner en efecto las palabras con obras, pensó la señora encontrar semejantemente un modo para ello.

Y habiendo ya conocido entre las malas costumbres de su marido que se deleitaba bebiendo, no solamente comenzó a alabárselo sino arteramente a invitarle a ello muy frecuentemente. Y tanto tomó aquello por costumbre que casi todas las veces que le venía en gana lo llevaba a embriagarse bebiendo; y cuando lo veía bien ebrio, llevándolo a dormir, por primera vez se reunió con su amante y luego seguramente muchas veces continuó encontrándose con él, y tanto se confió en las embriagueces de éste, que no solamente había llegado al atrevimiento de traer a su amante a casa sino que ella a veces se iba con él a estarse gran parte de la noche en la suya, la cual no estaba lejos de allí.

NOVELA CUARTA (fragmento 3)

La mujer a sus vecinos les decía:

-¡Ved qué hombre! ¿Qué pensaríais si yo estuviera en la calle como está él y él estuviese en casa como estoy yo? Por Dios que dudo que no creyeseis que dice la verdad: bien podéis ver el seso que tiene. Dice que he hecho lo que yo creo que ha hecho él. Creyó que me asustaría arrojando no sé qué al pozo, pero quisiera Dios que se hubiese tirado él de verdad y ahogado, que el vino que ha bebido de más se habría aguado muy bien.

Los vecinos, hombres y mujeres, comenzaron todos a reprender a Tofano y a echarle la culpa a él y a insultarle por lo que decía contra su mujer; y en breve tanto anduvo el rumor de vecino en vecino que llegó hasta los parientes de la mujer. Los cuales llegados allí, y oyendo la cosa a un vecino y a otro, cogieron a Tofano y le dieron tantos palos que lo dejaron molido; luego, entrando en la casa, tomaron las cosas de la mujer y con ella se volvieron a su casa, amenazando a Tofano con cosas peores. Tofano, viéndose malparado y que sus celos le habían llevado por mal camino, como quien bien quería a su mujer, recurrió a algunos amigos de intermediarios; y tanto anduvo, que en paz volvió a llevarse la mujer a su casa, a la que prometió no ser celoso nunca más; y además de ello, le dio licencia para que hiciese cuanto gustase, pero tan prudentemente que él no se apercibiera. Y así, a modo del tonto villano quedó cornudo y apaleado. Y viva el amor (y muera la avaricia) y viva la compañía.

NOVELA QUINTA (fragmento1)

-Nobilísimas señoras, la precedente historia me lleva a razonar, semejantemente, sobre un celoso, estimando que lo que sus mujeres les hacen, y máximamente cuando tienen celos sin motivo está bien hecho. Y si todas las cosas hubiesen considerado los hacedores de las leyes, juzgo que en esto deberían a las mujeres no haber adjudicado otro castigo sino el que adjudicaron a quien ofende a alguien defendiéndose: porque los celosos son hostigadores de la vida de las mujeres jóvenes y diligentísimos procuradores de su muerte. Están ellas toda la semana encerradas y atendiendo a las necesidades familiares y domésticas. Deseando, como todos hacen, tener luego los días de fiesta alguna distracción, algún reposo, y poder disfrutar algún entretenimiento como lo toman los labradores del campo, los artesanos de la ciudad y los regidores de los tribunales, como hizo Dios cuando el día séptimo descansó de todos sus trabajos, y como lo quieren las leyes santas y las civiles, las cuales al honor de Dios y al bien común de todos mirando, han distinguido los días de trabajo de los de reposo. A la cual cosa en nada consienten los celosos, y aquellos días que para todas las otras son alegres, a ellas, teniéndolas más encerradas y más recluidas, hacen sentir más míseras y dolientes; lo cual, cuánto y qué consunción sea para las pobrecillas sólo quienes lo han probado lo saben. Por lo que, concluyendo, lo que una mujer hace a un marido celoso sin motivo, por cierto no debería condenarse sino alabarse.

NOVELA QUINTA (fragmento 2)

La mujer se echó a reír y dijo:

-Me agrada mucho cuando a un hombre sabio lo lleva una mujer simple como se lleva a un borrego por los cuernos al matadero; aunque tú no eres sabio ni lo fuiste desde aquel momento en que dejaste entrar en el pecho al maligno espíritu de los celos sin saber por qué; y cuanto más tonto y animal eres mi gloria es menor. ¿Crees tú, marido mío, que soy ciega de los ojos de la cara como tú lo eres de los de la mente? Cierto que no; y mirando supe quién fue el cura que me confesó y sé que fuiste tú; pero me propuse darte lo que andabas buscando y te lo di. Pero si hubieses sido sabio como crees, no habrías de aquella manera intentado saber los secretos de tu honrada mujer, y sin sentir vanas sospechas te habrías dado cuenta de que lo que te confesaba era la verdad sin que en ella hubiera nada de pecado. Te dije que amaba a un cura; ¿y no eras tú, a quien equivocadamente amo, cura? Te dije que ninguna puerta de mi casa podía estar cerrada cuando quería acostarse conmigo; ¿y qué puerta te ha resistido alguna vez en tu casa donde allí donde yo estuviera has querido venir? Te dije que el cura se acostaba conmigo todas las noches; ¿y cuándo ha sido que no te acostases conmigo? Y cuantas veces me mandaste a tu monaguillo, tantas sabes, cuantas no estuviste conmigo, te mandé a decir que el cura no había estado. ¿Qué otro desmemoriado sino tú, que por los celos te has dejado cegar, no habría entendido estas cosas? ¡Y te has estado en casa vigilando la puerta y crees que me has convencido de que te has ido fuera a cenar y a dormir! ¡Vuelve en ti ya y hazte hombre como solías ser y no hagas hacer burla de ti a quien conoce tus costumbres como yo, y deja esa severa guarda que haces, que te juro por Dios que si me vinieran ganas de ponerte los cuernos, si tuvieras cien ojos en vez de dos, me daría el gusto de hacer lo que quisiera de guisa, que tú no te enterarías!

El desdichado celoso, a quien le parecía haberse enterado muy astutamente del secreto de la mujer, al oír esto se tuvo por burlado; y sin responder nada tuvo a la mujer por sabia y por buena, y cuando tenía que ser celoso se despojó de los celos, así como se los había vestido cuando no tenía necesidad de ellos. Por lo que la discreta mujer, casi con licencia para hacer su gusto, sin hacer venir a su amante por el tejado como los gatos sino por la puerta, discretamente obrando luego, muchas veces se dio con él buenos ratos y alegre vida.

NOVELA OCTAVA (fragmento 1)

Debéis, pues, saber que en nuestra ciudad hubo un riquísimo mercader llamado Arriguccio Berfinghieri , el cual neciamente, tal como ahora hacen cada día los mercaderes, pensó ennoblecerse por su mujer y tomó a una joven señora noble (que mal le convenía) cuyo nombre fue doña Sismonda. La cual, porque él tal como hacen los mercaderes andaba mucho de viaje y poco estaba con ella, se enamoró de un joven llamado Roberto que largamente la había cortejado; y habiendo llegado a tener intimidad con él, y teniéndola menos discretamente porque sumamente le deleitaba, sucedió (o porque Arriguccio oyese algo o como quiera que fuese) que se hizo el hombre más celoso del mundo y dejó de ir de viaje y todos sus demás negocios, y toda su solicitud la había puesto en guardar bien a aquélla, y nunca se hubiera dormido si no la hubiese sentido antes meterse en la cama; por la cual cosa la mujer sintió grandísimo dolor, porque de ninguna guisa podía estar con su Roberto. Pero habiendo dedicado muchos pensamientos a encontrar algún modo de estar con él, y siendo también muy solicitada por él, le vino el pensamiento de hacer de esta manera: que, como fuese que su alcoba daba a la calle y ella se había dado cuenta muchas veces de que a Arriguccio le costaba mucho dormirse, pero que después dormía profundísimamente, ideó hacer venir a Roberto a la puerta de su casa a medianoche e ir a abrirle y estarse con él mientras su marido dormía profundamente.

NOVELA OCTAVA (fragmento 2)

Su madre, oyendo estas palabras, comenzó a alborotarse y a decir:

-Por la cruz de Cristo, hija mía, eso no debía hacerse sino que debía matarse a ese perro fastidioso y desconsiderado, que no es digno de tener una tal moza como tú. ¡Bueno está! ¡Ni aunque te hubiese recogido del fango! Mal rayo le parta si debes aguantar las podridas palabras de un comerciantucho en heces de burro que vienen del campo y salen de las pocilgas vestidos de pardillo con las calzas de campana y con la pluma en el culo y en cuanto tienen tres sueldos quieren a las hijas de los gentileshombres y de las buenas damas por mujeres, y usan armas y dicen: «Soy de los tales» y «Los de mi casa hicieron esto». Bien querría que mis hijos hubiesen seguido mi consejo, que tan honorablemente te podían colocar en casa de los condes Guido por un pedazo de pan ; y en cambio quisieron darte esta valiosa joya que, siendo tú la mejor moza de Florencia y la más honesta, no se ha avergonzado de decir a medianoche que eres una puta, como si no te conociésemos; pero a fe que si me hiciesen caso se le haría un escarmiento que lo pudriese. -Y volviéndose a sus hijos, dijo-: Hijos, bien os decía yo que esto no podía ser. ¿Habéis oído cómo vuestro cuñado trata a vuestra hermana, ese comerciantuelo de cuatro al cuarto? Que, si yo fuese vosotros, habiendo dicho lo que ha dicho de ella y haciendo lo que hace, no estaría contenta ni satisfecha mientras no lo hubiera quitado de en medio; y si yo fuese hombre en vez de mujer no querría que otro en mi lugar lo hiciese. ¡Señor, haz que le pese, borracho asqueroso que no tiene vergüenza!

NOVELA NOVENA (fragmento)

La camarera consoló a la señora y, buscando a Pirro, lo encontró alegre y bien dispuesto, y así le dijo:

-Pirro, yo te mostré pocos días ha en qué gran fuego tu señora y mía está por el amor que te tiene, y ahora otra vez te lo repito, que si tú en la dureza que el otro día mostraste sigues, vive seguro de que vivirá poco; por lo que te ruego que te plazca consolarla en su deseo; y si en tu obstinación continuases emperrado, cuando yo por sabio te tenía, te tendré por un bobalicón. ¿Qué gloria puede serte mayor que una tal señora, tan hermosa, tan noble, tan rica, te ame sobre todas las cosas? Además de esto, ¡cuán obligado debes sentirte a tu fortuna pensando que te ha puesto delante tal cosa, para los deleites de tu juventud apropiada, y aun semejante refugio para tus necesidades! ¿Qué semejante tuyo conoces que en cuanto a deleite esté mejor que tú estarás, si eres sabio? ¿Cuál otro encontrarás que en armas, en caballos, en ropas y en dineros pueda estar como tú estarás, si quieres concederle tu amor? Abre, pues, el ánimo a mis palabras y vuelve en ti; acuérdate de que puede suceder sólo una vez que la fortuna salga a tu encuentro con rostro alegre y con los brazos abiertos; la cual, quien entonces no sabe recibirla, al hallarse luego pobre y mendigo, de sí mismo y no de ella debe quejarse. Y además de esto, no se debe la misma lealtad usar entre los servidores y los señores que se usa entre los amigos y los parientes; tal deben tratarlos los servidores, en lo que pueden, como son tratados por ellos. ¿Esperas tú, si tuvieses mujer hermosa o madre o hija o hermana que gustase a Nicostrato, que él iba a tropezar en la lealtad que quieres tú guardarle con su mujer? Necio eres si lo crees; ten por cierto que si las lisonjas y los ruegos no bastasen, fuera lo que fuese lo que pudiera parecerte, usaría la fuerza. Tratemos, pues, a ellos y a sus cosas como ellos nos tratan a nosotros y a las nuestras; toma el beneficio de la fortuna, no la alejes; sal a su encuentro y recíbela cuando viene, que por cierto si no lo haces, dejemos la muerte que sin duda seguirá de tu señora, pero tú te arrepentirás tantas veces que querrías morirte.

Boccaccio: “Decamerón”. Jornada IV.

Giovanni Boccaccio (1313-1375) está considerado como el creador de la prosa italiana y el primer narrador moderno pro su obra maestra, el “Decamerón”, con la que consiguió su mayor éxito. Compuesta en lengua vulgar, es una colección de cien cuentos de diversa procedencia, donde confluye la tradición oriental con la tradición occidental romance. Los cuentos son narraos por diez jóvenes que se retiran a una villa, en las afueras de Floreancia, para protegense de la terrible Peste Negra que asolaba la ciudad; allí, durante diez días ( que en griego es ” decamerón”)cada uno es nombrado rey/reina  durante una jornada y propone un tema sobre el cual  los jóvenes deben contar diez historias. Los temas son muy variados: licenciosos, historias trágicas, sentimentales y moralizantes.

Esta obra constituye la superación del medievalismo, una nueva visión del mundo terreno y material; a la cultura religiosa medieval de la penitencia, Boccaccio, situad en el final de la Edad Media, opone la cultura laica de la inteligencia, y el ingenio para conseguir los propósitos.

La Cuarta Jornada del Decamerón comienza con una “Introducción del autor en la que se defiendo de las críticas de sus detractores. Esta jornad está bajo el gobierno de Filóstrato (“abatido por el amor”). En ella se razona sobre aquellos cuyos amores tuvieron un final trágico.  Esta jornada se encuadraría en la tradición literaria de la visión trágica del mundo, cuya continuidad se desarrolla desde Edipo Rey, pasando por el Decameron hasta Romeo y Julieta de Shakespeare.

Aquí tenéis los enlaces a las JORNADAS IV Y JORNADA VII DEL DECAMERON. Espero que os sirvan.

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca04.htm

CUARTA JORNADA

COMIENZA LA CUARTA JORNADA DEL DECAMERÓN, EN LA CUAL, BAJO EL GOBIERNO DE FILOSTRATO, SE RAZONA SOBRE AQUELLOS CUYOS AMORES TUVIERON UN FINAL INFELIZ.

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca07.htm

SÉPTIMA JORNADA

COMIENZA LA SÉPTIMA JORNADA DEL DECAMERÓN, EN LA CUAL, BAJO EL GOBIERNO DE DIONEO, SE DISCURRE SOBRE BURLAS QUE POR AMOR O POR SU SALVACIÓN HAN HECHO LAS MUJERES A SUS MARIDOS, HABIÉNDOSE APERCIBIDO ELLOS O NO.

COMENTARIO DE TEXTO  RESUELTO . DEC.JORNADA IV, 5.

Comienza el fragmento:

“Allí encerrándose en su alcoba con esa cabeza suya, lloró mucho sobre ella y muy amargamente…….y lloraba tanto tiempo que mojaba toda la albahaca.”

PREGUNTAS:

1. Boccaccio y su época. (2 ptos)

2.El Dec. y la obra literaria de Boc. (2ptos)

3. Exponga el tema del fragmento y relaciónelo con el resto de la obra. (2 ptos)

El tema  del  fragmento puede ser : La locura de amor de Lisabeta por la muerte de su amado Lorenzo.

En la J.IV del Boccaccio, se trata de “aquellos cuyos amores tuvieron un final trágico”. En esta fragmento también aparecen los tópicos de el amor trágico, la muerte por dolor, las lágrimas purificadoras y el duelo. Además el estado mental al que llega la joven protagonista se identifica con otro tópico “el mal de amores”. (el amor como una enfermedad)

Este texto pertenece al Dec, concretamente a la J. IV, cuyo rey es Filostrato y el cuento V está narrado por Filomena. Se enmarca en un ambiente realista “alcoba” y burgués como ocurre en otros cuentos de la obra.

En el fragmento destaca el dramatismo y lo macabro  del caso unido con la belleza y la sensibilidad de la joven.

El cuento V también se relaciona con la “Introducción” de la obra, donde Boccaccio critica el estado de soltería en que se mantenía a las jóvenes,  que ya estaban en edad de casarse, por razones materiales.

Otro de los temas presente en el relato de Filomena es el del “matrimonio por amor” independientemente de la clase social de los amantes, lo que agrava la transgresión de la relación, pues la joven elige a su amante, valorando sus virtudes y su nobleza y dejando de lado su posición sociall. En el contexto social de la época, el matrimonio era, sobre todo, un contrato rentable para las familiasy al actuar de ese modo , Lisabeta perjudica los intereses de su familia y rompe con las normas establecidas.

Por otra parte, Boccaccio se refiere a los deseos insatisfechos de las mujeres, que deben soportar las decisiones de los hombres (padres, maridos o hermanos) sobre su futuro. A las jóvenes sólo les queda llorar sus penas y/o el suicidio como vía de escape o para rebelarse.

4. Analice las características formales del fragmento Su técnica narrativa y los recursos expresivos empleados. (2 ptos)

En este fragmento, así como en el reto del relato y en la obra en general,  existe un predominio de la narración. En el Dec. apenas hay fragmemntos descriptivos y ls diálogos son breves y escasos, lo que supone que los relatos tengan una gran agilidad, pues al bo haber E. Directo apenas se interrumpe la narración.

La historia de Lisabeta, a la que pertenece este frag., se inscribe como un relato detro de otro relato (el de los jóvenes florentinos), quw se retiran a una villa huyendo de la epidemia de peste  que asolaba la ciudad.  Como se trata de un  texto narrativo podemos dividirlo en 3 partes:

-Introducción (1-2): Aislamiento de la joven en su alcoba.

-nudo: (3-7): oculta la cabeza de su amado en la maceta, siembra la albahaca y llora sobre ella.

-desenlace: (8-9) Llanto inconsolable que desembocará en la muerte de la joven.

La técnica del relato que se inscribe en otro relato no es original de Boc. sino que  procede de la tradición de los cuentos como ” Las mil y una noches”, donde varios cuentos en un marco que incluye a todos. En este sentido, distinguimos un marco-del autor, marco de los narradores y por último marco de los cuentos en 3ª persona.

El narrador, en este caso narradora, es la joven Filomena. Ella cuenta la historia de Lisabeta y Lorenzo en 3ª persona y los narratarios son los jóvenes que se encuentran con ella en la villa.

En cuanto al espacio, hablaremos de “espacio exterior”: palacio, villa en el que se desarrolla la J. IV (espacio idealizado, como un paraíso donde los jóvenes están seguros y protegidos de lo que está sucediendo fuera y donde pasan el tiempo contándose historias) y  “espacio interior” , el del propio relato, la alcoba de Lisabeta. Un espacio real, aunque sin que aparezca descripción del mismo.

El tiempo “histórico” es 1348, fecha en que la Peste Negra asoló la ciudad de Florencia, y que sirve de excusa para la reunión de los jóvenes. El tiempo “de la narración”, corresponde al momento en que Lisabeta, casi al final del relato, se encierra en su cuarto y “durante mucho tiempo” llora sobre la maceta.

El personaje principal del fragmento es Lisabeta y Lorenzo, pues no habría historia sin uno de los dos. Lisabetta es un personaje redondo, es decir, que evoluciona a lo largo de la narración: De encontrarse acompañada y querida por Lorenzo pasa  al aislamiento y a la locura. La joven siempre aparece sometida a las figuras masculinas y además, si era doncella ,se le exigía castidad mientras se le encuentra un marido adecuado.

Los recursos literarios que encontramos en el frag.: Dramatismo que se hace más patente con los fuertes contrastes que aparecen  entre lo bello-macabro, dureza-sensibilidad.

Hipérbole:Locura de la protagonist.

Valor simbólico de las lágrimas, como elemento purificador y medio para rebelarse. ; la albahaca: planta aromática y olorosa.

Poliptoton:llorar……llor……llant………relacionado con las lágrimas y el duelo femenino.

El empleo en la primera parte del texto, de formas verbales en pt. perf. simple. :acción acabada en tiempo pasado. Y en la segunda parte pt. imperfecto simple: acción inacabada, lenta y contemplativa que hace más largo el sufrimiento de la joven.

Hiperbaton.

Predominio del polisíndeton para hacer más lento el relato del sufrimiento de la joven.

5. Valoración personal del texto y su relación con otras visiones del amor y la mujer en nuestro tiempo.https://asuncionperez.files.wordpress.com/2011/10/800px-waterhouse_decameron.jpg?w=300

En el fragmento, como hemos dicho, se observa la dualidad contante el el Dec.: “lo bello /lo macabro”. Los temas de la desigualdad social, agravante de la transgresión cometida por Lisaeta y el tema de la dilación del casamiento de la joven, motivo de sus amores lícitos, también aparecen en el texto.

Lisabeta renuncia a hablar y con su silencio está ralizando un acto de rebeldía, pues de esta forma consigue desesperar a los culpables de su abatimiento: sus hermanos.  Sin embargo, su actitud y su aislamiento la conducen a la locura y a la muerte.

Creemos que Lisabeta es valiente porque es consciente de las consecuencias que le puede acarrear su relación con Lorenzo,  cuya posición social es inferior a la suya. Su trágico final y la fidelidad hacia su amado la convierten en una heroína que es capaza de llegar a las últimas consecuencias de aquello por lo que ha luchado.

Como sabemos, la situación de la mujer en esta época era de total sumisión  a las convenciones, familia, hombre… y contrasta con la autonomía con la que cuentan las mujeres en nuestra sociedad actual; sin embargo no debemos olvidar la situaciones tan terribles  que todavía se producen, fruto de los celos, prepotenacia, incultura o educación machista.

Por otra parte la lamentable situación de desamparo en la que se encuentra Lisabeta, en la actualidad ya no es tal, pues la mentalidad ha cambiado, sobre todo en los últimos tiempos, y la sociedad se está rebelando contra los maltratadores y se ha creado una conciencia en defensa de la mujer maltratada gracias a campañas publicitarias promovidas por organismos estatales, sentencias judiciales, aydudas directas por parte del Instituto de la Mujer, educación no sexista en centros de enseñanza….

En conclusión, insistir en que los contrastes del texto no deben hacernos olvidar la situación de la mujer en la E. Media y compararla con la que todavía existe  en el s. XXI y mucho peor si nos referimos a las mujeres de otras culturas , que viven situaciones cercanas a las de Lisabeta.

Valoración personal: En  esta historia, los hermanos de Lisabeta matan a su amante Lorenzo y en el fragmento se muestra precisamente el momento en que la joven llora sobre el tiesto-urna funeraria, donde ha ocultado la cabeza de su amado. Resulta una magen muy ilustrativa de lo que es capaz de hacer alguien que ha perdido la razón por la pérdida violenta de la persona amada. Ella no está preparada para soportar esa pérdida, con Lorenzo vivió momentos de felicidad que le eran negados por convencionalismos, su romance fue breve pero intenso y prefiere morir antes que vivir sin él.

Recordemos que Lisabeta había elegido a Lorenzo por la nobleza de sus actos y  por su personalidad y  que él también la amaba.; por tanto, desde nuestra perspectiva, no existen motivos para que no pudiesen vivir su relación y sólo se explica por el sometimiento en que vivía la mujer.

Afortunadamente esta situación  ha cambiado mucho en la sociedad occidental; aunque para llegar hasta aquí el camino ha sido largo y dificultoso y todavía queda mucho que hacer para  terminar con las situaciones  de violencia  que a diario se dan contra mujeres de todas las edades y clases .

Probablemente el peso de la tradición , las normas sociales, educación, el aislamiento o la incultura hacen que la imagen de la protagonista del relato no esté tan alejada de la de muchas mujeres que sufren la falta de libertad  para elegir su propio amor, su propia vida y sutonomía.

Decamerón Jornada IV

<a href=”http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ita/bocca/deca04.html”></a>

febrero 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728